Política
Ver día anteriorMartes 3 de mayo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

En 2006 definió a Calderón como el chaparrito y peloncito de los lentes

Determina el PAN la expulsión definitiva de Manuel Espino
Víctor Ballinas
 
Periódico La Jornada
Martes 3 de mayo de 2011, p. 9

La Comisión de Orden del Consejo Nacional del PAN determinó ayer la expulsión definitiva del ex dirigente nacional del blanquiazul Manuel Espino Barrientos.

En un breve comunicado, dicha comisión indicó que el día de hoy se está notificando al interesado su expulsión de las filas de Acción Nacional, con fundamento en el artículo 62 del Reglamento de Aplicación de Sanciones, con lo cual confirmó la resolución de la Comisión de Orden de Sonora, que ya había expulsado a Espino el 30 de noviembre del año pasado.

Manuel Espino fue presidente nacional del PAN de 2005 al 8 de diciembre de 2007, y presidente de la Organización Demócrata Cristiana de América del 23 de noviembre de 2006 al 30 de julio de 2010.

Ingresó al blanquiazul en 1978 y ocupó la secretaría general de 2002 a 2005. Desde 1986 es consejero nacional. De 1996 a 1999 fue presidente estatal de ese partido en Sonora. En el gobierno de Vicente Fox se desempeñó como coordinador de giras en 2001, y en dos ocasiones fue diputado federal.

Al conocer de su expulsión, el propio Manuel Espino informó vía Twitter que impugnará esa decisión ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). La decisión de la Comisión de Orden no expresa el sentir del PAN. Falta que resuelva el tribunal. ¡Ganaremos!

Luego añadió: No tengo interés de cambiar de partido. Panista soy de convicción. En otro mensaje dijo: Lo habíamos anunciado, la línea no iba a cambiar y se resolverá en el tribunal.

Desde hace algún tiempo eran públicas las diferencias entre Espino y el presidente Felipe Calderón Hinojosa. El político duranguense, se sabe, es gente muy cercana a Vicente Fox y su esposa, Martha Sahagún. El propio Espino Barrientos hizo público el diferendo con Calderón y lo atribuyó a una percepción alimentada con versiones falsas desde las filas del autonombrado calderonismo, que han derivado en un un hostigamiento a mi persona que raya en la persecución al más puro estilo del viejo PRI.

En su página web, el también promotor del Movimiento Volver a Empezar, señala: La respuesta más simple es que, reconociendo la autoridad de quienes han sido mis dirigentes, nunca he estado dispuesto a alinearme sin chistar a un liderazgo. El de Felipe Calderón siempre lo he respetado y reconocido, pero no le concedo atribución alguna para decidir sobre mi vocación política y mi participación en el PAN, la que decidí con libertad, convicción y espíritu de servicio a México desde 1978.

Cabe resaltar que en abril de 2006, en declaraciones a la reportera de este diario Claudia Herrera, Espino ubicó al entonces candidato presidencial del PAN como el chaparrito y peloncito de los lentes.

En el portal de su organización expresa: Desde 1996 empecé a tener diferencias con Calderón; nunca de fondo, siempre de forma, derivadas de su muy conocida actitud que tiende a imponer su voluntad.

Otras críticas del duranguense tuvieron que ver con la estrategia de seguridad del Ejecutivo federal, la cual ha sido una de las más sangrientas, aseveró.