Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMartes 3 de mayo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Presentó la ONU el Índice de desarrollo humano de hogares e individuos 2009

Cayó el ingreso 2.1% y se mantiene la brecha entre ricos y pobres

La caída salarial se debe, en parte, a la crisis, al aumento de precios, pero también a que la economía del país no ha crecido en 20 años, señaló Gonzalo Hernández, del Coneval

Angélica Enciso L.
 
Periódico La Jornada
Martes 3 de mayo de 2011, p. 39

El Índice de desarrollo humano de hogares e individuos 2009 reportó que entre 2000 y 2008 cayó el ingreso de la población en 2.1 por ciento. Éste es el indicador que ha provocado mayor desigualdad entre los mexicanos, mantiene las brechas entre quienes tienen más recursos económicos y los que tienen menos, señaló Magdy Martínez, representante en México de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Mientras las políticas sociales han tenido éxito y han acolchado las diferencias entre ricos y pobres, la economía, el empleo y el ingreso han mantenido las brechas, las cuales no se redujeron en la década estudiada. Falla el mercado de trabajo, no aumenta el ingreso digno, pero la salud y la educación evitan la polarización social.

En cuanto al debate político sobre la pobreza que se ha dado en semanas recientes, consideró que es bueno que haya esta discusión acerca del tema, quizá haga falta más rigor, que se hable más de cifras reales.

Explicó que la cobertura de educación y salud tuvo un incremento, y el desarrollo humano en general tuvo un avance de 2.2 por ciento en el país. La salud es la dimensión más igualitaria en esta década, creció 7 por ciento en los más pobres y la educación creció 12 por ciento.

El desarrollo humano en los hogares tuvo un incremento de 2.2 por ciento, pero entre 2006 y 2008 se dio una caída de 0.2 por ciento, a pesar del crecimiento en índices de educación y salud. “La caída en el ingreso llevó al índice de desarrollo humano a una ‘reducción marginal’.”

El documento detalla que 30 por ciento de los hogares con menos ingreso concentra a 37 por ciento de los individuos, mientras 30 por ciento de los que tienen mayor ingreso integra tan sólo 23 por ciento.

La caída del ingreso se debe en parte a la crisis económica, al aumento en el precio de los alimentos, pero también a que la economía del país no ha crecido de manera sustancial en los pasados 20 años, dijo por su parte Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Este organismo presentó ayer resultados en materia de cobertura de los servicios de salud, educación, calidad y servicios básicos de vivienda –cuatro de los ocho indicadores que se consideran en la medición multidimensional de la pobreza– que se evaluaron con base en los resultados del Censo de Población y Vivienda 2010, y en los cuales se observó un incremento en los índices, aunque, Hernández Licona admitió que el reto es elevar la calidad.

La población con rezago educativo hasta 2010 era de 19.4 por ciento; en 2000 fue de 22.5, y en 1990 de 26.6. Los estados con el rezago mayor en la actualidad son Chiapas, con 32 por ciento; Oaxaca, 29.9, y Michoacán, 28.5.

En cuanto a acceso a servicios de salud en 2010, 33.2 por ciento de los mexicanos carecía de ellos; 10 años antes el déficit llegaba a 58.8 por ciento, pero aún no existía el Seguro Popular. Los estados más rezagados son Puebla (50.4 por ciento de su población), Guerrero (46.1 por ciento) y Michoacán (44.3 por ciento).

La población con carencia en la calidad y espacios de la vivienda era de 17 por ciento en 2010; una década antes incidía en 28.4 por ciento, mientras en 1990 afectaba a 41.5 por ciento. Guerrero es el más rezagado: 41.8 por ciento; seguido de Chiapas, 37.1, y de Oaxaca, 35.4.

El acceso a servicios básicos también redujo el rezago, ya que mientras el año pasado 19.3 por ciento de los mexicanos careció de ellos, en 2000 el porcentaje fue de 32.3, y en 1990, de 44.3. Por estados, Guerrero es el más rezagado: 50.3 por ciento; seguido de Oaxaca, 48 por ciento, y Chiapas con 39.8.

Hernández Licona precisó que en julio se conocerán las cifras actualizadas sobre pobreza y acceso a la alimentación, el censo no reporta esta información, así que hay que esperar los resultados de la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares. Concluyó que hay avance en los indicadores presentados, pero el ingreso, el poder adquisitivo y el acceso a la alimentación han bajado.