Sociedad y Justicia
Ver día anteriorMiércoles 4 de mayo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Funcionarios atribuyen problema a una falta de planeación

Nuevo retraso en el proceso de compra de medicamentos contra VIH-sida
Ángeles Cruz Martínez
 
Periódico La Jornada
Miércoles 4 de mayo de 2011, p. 41

El proceso de compra de medicamentos para el control del VIH/sida se retrasó nuevamente en este año y las entidades ya reportan problemas de desabasto, al grado de que algunos de los programas estatales tuvieron que distribuir entre sus pacientes el contenido de las cajas que aún les quedaban. Algunos funcionarios consultados atribuyeron el problema a una falta de planeación del Centro Nacional para la Prevención y Control del Sida (Censida).

En entrevista, José Antonio Izazola, director del Censida, explicó que la compra de medicinas se retrasó porque carecía del documento de suficiencia patrimonial (presupuestal) que debía entregarle Banobras para hacer uso del dinero, mismo que llegó apenas el 27 de abril.

Comentó que el procedimiento para la obtención de los recursos económicos es largo e inicia con la presentación de informes de resultados, necesidades y proyecciones, al comité técnico del fideicomiso del Fondo de Gastos Catastróficos del Seguro Popular, organismo que autorizó la liberación del dinero en marzo, a lo que seguía tener el oficio de suficiencia patrimonial.

Aunque el ciclo anual para la entrega de antirretrovirales empieza el primero de abril, el funcionario rechazó que hubiera carencias en los programas estatales de sida, porque en febrero pasado recibieron la última entrega de fármacos correspondiente al periodo 2010-2011.

El año pasado también hubo retraso en la compra de medicamentos, atribuida al ajuste que se hizo para terminar con los excedentes de terapias en algunas entidades. El problema se prolongó varios meses. De ahí que los integrantes de los programas de sida del país atribuyan la repetición del problema a la falta de planeación.

Ayer, Izazola explicó que el trámite dio inicio desde noviembre con las peticiones de necesidades a los servicios estatales de salud y luego siguió la elaboración de los informes para el Seguro Popular. En marzo este organismo autorizó el uso de mil 821 millones de pesos para la compra de antirretrovirales y 231 millones para la realización de las pruebas de laboratorio (carga viral y conteo de linfocitos CD4). El último paso antes de poder iniciar la compra con laboratorios y distribuidores es tener el documento que emite Banobras, comentó.

Ante el alargamiento del proceso, el Censida optó por la compra directa por emergencia para evitar desabasto, con la cual se cubrirán las necesidades de los próximos dos o tres meses. El del Distrito Federal fue de los primeros programas que recibió el viernes la dotación de terapias para resolver las carencias denunciadas por usuarios de la Clínica Condesa.