Política
Ver día anteriorLunes 9 de mayo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Marcha por la paz

Exigieron un México justo y en paz

Se unen al llamado en Europa, EU y AL
David Brooks y Armando Tejeda
Corresponsales y Agencias
Periódico La Jornada
Lunes 9 de mayo de 2011, p. 7

En las ciudades europeas de Barcelona, París, Londres, Berlín; en Nueva York, Los Ángeles, Washington, Chicago, Houston, Seattle y Saint Paul, en Estados Unidos, así como en Río de Janeiro, Brasil, se realizaron ayer manifestaciones en apoyo a la Marcha por la Paz con Justicia y Dignidad convocada en México por el poeta y escritor Javier Sicilia, en las que participaron agrupaciones de migrantes, estudiantes, artistas y ciudadanos de diversas nacionalidades.

En Estados Unidos, varias agrupaciones de migrantes incluyendo trabajadores, estudiantes, artistas e indígenas realizaron actos en varias ciudades en solidaridad con la marcha por la paz que culminó este domingo en la ciudad de México.

Un grupo de personas se manifestó en la ciudad de Nueva York, frente al consulado de México en esa ciudad, y con pancartas de No más sangre marcharon hasta una plaza ubicada frente a la Organización de las Naciones Unidas.

En Los Ángeles, el Frente Indígena de Organizaciones Binacionales y el Frente Unido de Pueblos Americanos convocaron a una protesta frente al consulado de México para “movilizarnos en contra de la narcoviolencia” y para “denunciar la forma en que los migrantes somos afectados por los señores del narco y la complicidad gubernamental”. También, agregaron, para expresar “nuestro repudio como migrantes contra la supuesta ‘guerra contra las drogas’”. La organización Mexicanos sin Fronteras expresó en Washington su adhesión a las manifestaciones en México y realizó un acto frente a la Casa Blanca, recordando que miles de migrantes son víctimas, ya sea de los criminales, de militares o de la policía.

Se lanzaron convocatorias para acciones similares en otras ciudades, entre ellas Chicago, Houston, Seattle y Saint Paul.

Una coalición de más de 20 organizaciones en Estados Unidos difundió una carta abierta apoyando el llamado de los manifestantes en México por una nueva estrategia antinarcóticos.

Esperamos que gente de ambos lados de la frontera, incluyendo los presidentes Obama y Calderón, inicien una discusión seria sobre alternativas a esta guerra no ganable, afirmó Daniel Robelo, quien coordinó la carta abierta de agrupaciones a favor de una reforma de la política antinarcóticos y de analistas de relaciones interamericanas.

Centenares de mexicanos y españoles marcharon en silencio por las calles del centro de Barcelona para exigir un México justo y en paz. Mostraron mensajes de repudio a la violencia desatada por la guerra del presidente Felipe Calderón contra el narcotráfico.

Foto
Desde las alturas la marcha era una larga columna humana coordinada por la esperanza de un cambio verdaderoFoto Yazmín Ortega Cortés

Durante la protesta también se denunció la impunidad y la corrupción, así como la ausencia de políticas sociales profundas que ataquen de raíz el fenómeno. La capital catalana fue la única ciudad del Estado español que se sumó al movimiento civil.

Alrededor de medio millar de personas recorrieron el centro histórico de Barcelona con una pancarta, en la que se leía: Emergencia nacional. Ni un muerto más. México: 40 mil muertos. Los manifestantes, que mantuvieron un silencio luctuoso durante toda la marcha, cargaron grandes cruces rosas y blancas, así como pancartas con lemas contra el tráfico de armas, la violencia y la estrategia del gobierno mexicano en la lucha contra el tráfico de drogas.

En la plaza Sant Jaume, donde están las sedes de la Generalitat de Cataluña y del ayuntamiento de la ciudad condal, se concentraron durante más de una hora los manifestantes que habían acudido a la convocatoria del colectivo Movimiento Ciudadano de Mexicanos en Barcelona y del Colectivo de Solidaridad con la Rebelión Zapatista. La marcha silenciosa recorrió la emblemática calle de Las Ramblas, que a esa hora estaba repleta de gente.

Los ciudadanos mexicanos enviaron un carta al consulado general de México en Barcelona, en que comunican al gobierno su percepción de lo que ocurre en el país: La guerra contra el narcotráfico la estamos perdiendo todos. La pierde el gobierno ante su incapacidad para luchar de manera coherente, efectiva y transparente contra el crimen organizado y la perdemos todos los ciudadanos que cada día vemos limitados derechos tan elementales como la seguridad y la paz.

Por otra parte en París, Francia, alrededor de 100 personas marcharon en protesta contra la violencia y el narcotráfico en México; entre los manifestantes había músicos, escritores, periodistas y activistas.

En Berlín, Alemania, también hubo manifestaciones de apoyo a la marcha. Carlos Alfonso, un estudiante de doctorado de Ciencias Políticas de la Universidad Libre de Berlín informó que se sumaron al movimiento otras organizaciones alemanas.