Mundo
Ver día anteriorLunes 23 de mayo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Elecciones en España

Decepción entre manifestantes ante la aplastante victoria que obtuvo la derecha

Mantendrán una semana más el plantón de indignados en la Puerta del Sol
Foto
En asamblea general, los manifestantes en plantón en la Puerta del Sol votaron ayer, a mano alzada, permanecer otra semana en el campamentoFoto Reuters
Armando G. Tejeda
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 23 de mayo de 2011, p. 29

Madrid, 22 de mayo. La acampada de la Puerta del Sol, convertida en el epicentro de la llamada revolución de los indignados, decidió hoy en asamblea general, y tras una votación democrática, mantener la protesta en la plaza madrileña una semana más. Los ciudadanos que participan en el plantón siguieron con interés la jornada electoral, que al final dejó un pozo de decepción tras el triunfo aplastante de la derecha española y la vigencia del bipartidismo imperante, una de las principales críticas del movimiento al actual modelo político.

Al mediodía todas las miradas estaban puestas en la asamblea general del campamento que ha propagado al mundo las reivindicaciones de una democracia real ya. Tras una votación a mano alzada y con megáfonos para comunicarse, al final los ciudadanos en plantón –jóvenes, adultos, ancianos, españoles y extranjeros– reconocieron que ahora, tras lograr movilizar a centenares de miles de personas durante ocho días de lucha ininterrumpida, deben trasladarse a los barrios para continuar con su trabajo de organización.

En el comunicado aprobado, el movimiento del 15 de mayo (15-M, en alusión al día de la primera manifestación), se advierte que no desmantelará sus campamentos esta noche como estaba previsto. La asamblea de la concentración de la madrileña Puerta del Sol ha decidido permanecer, de momento, una semana más con la protesta en demanda de una democracia real. El próximo sábado se votará en los barrios y el próximo domingo volverán a decidir su futuro. Al tiempo que explicaban que todas las comisiones coincidían en continuar más allá de este domingo.

Precisamente tras el anuncio y, sobre todo, después de conocerse la aplastante victoria del Partido Popular (PP) en las elecciones municipales y autonómicas, circuló el rumor pasada la medianoche de que se había advertido que la policía podría desmantelar el campamento después de las cinco de la madrugada.

Más allá de la votación, en plantones y concentraciones continuaron los actos lúdicos, los conciertos y los talleres. En el transcurso de la jornada electoral se mantuvieron los debates habituales, sobre todo en la necesidad de reformar la ley electoral para dejar de favorecer el bipartidismo, así como la regulación de los mercados financieros para que las crisis económicas no las pague el pueblo.

Ya por la noche, cuando se empezaron a conocer los resultados de los comicios, se sintió cierto desánimo entre los del campamento, que fueron testigos de un nuevo triunfo aplastante de la derecha en todo el país, incluida Madrid, donde revalidaron su mayoría absoluta en el ayuntamiento y en la comunidad autónoma. Una noticia que les dejo cierto sabor amargo, sobre todo después de una movilización histórica.

En este sentido advirtieron al PP que el hecho de haber ganado estas elecciones no debería suponer un cheque en blanco que sirva para olvidar las cuestiones que indignan a gran parte de la ciudadanía. Teniendo en cuenta que la participación ha sido de 65 por ciento y el porcentaje de voto del PP dentro de este porcentaje es de 37 por ciento, sólo uno de cada cuatro ciudadanos en edad de votar ha dado su confianza a esta opción política.

Otros se tomaron con sentido del humor y se limitaron a escribir en un pancarta: ¡Qué nervios he pasado hasta saber quién me va a timar los próximos cuatro años!

El movimiento ciudadano pide, entre otras cosas, una reforma de la ley electoral que acabe con el bipartidismo de las dos grandes formaciones de España: PSOE y PP. Plantea también la eliminación de las candidaturas de políticos imputados en casos de corrupción y la revisión del financiamiento a los partidos.

La Junta Electoral Central (JEC) prohibió las manifestaciones sábado y domingo, cuando se llevó a cabo una jornada de reflexión y el día de los comicios, pero, lejos de parar, el número de participantes en las protestas aumentó. El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero decidió tolerar los campamentos mientras se mantuvieran pacíficos.

El colectivo Democracia Real Ya, que convocó la manifestación del 15 de mayo en Madrid con la que se inició el movimiento de protesta, aseguró hoy en un comunicado que “nunca ha pedido la abstención, ni el voto en blanco, ni el voto nulo, ni el voto para ningún partido en concreto.

Democracia Real Ya promueve que la gente se informe y que decida por sí misma a quién entregar su voto según su ideología, puesto que al ser una plataforma plural, la diversidad de voto es también amplia, manifestó.

Esta noche, la incógnita era si el movimiento logrará mantener la intensidad tras las elecciones de hoy. Y si el gobierno seguirá tolerándolo pasados los comicios.

Los indignados, no obstante, aseguran que cuando abandonen la Puerta del Sol, lo harán de forma bonita y festiva.