Economía
Ver día anteriorDomingo 29 de mayo de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Advierte el FMI que no liberará más recursos si Atenas incumple condiciones fiscales

Se incrementa la presión social, política y económica contra el gobierno griego

Marchan miles por cuarto día consecutivo contra las severas medidas de austeridad

Reuters y Dpa
 
Periódico La Jornada
Domingo 29 de mayo de 2011, p. 25

Atenas, 28 de mayo. Aumenta la presión para Grecia tanto en el terreno económico como en el social, y las esperanzas del país de evitar una moratoria disminuyen cada vez más. La revista alemana Der Spiegel publicó que, según inspectores internacionales, Atenas incumplió todas las metas fiscales acordadas para su plan de rescate, mientras la Unión Europea pidió acelerar las privatizaciones.

Al mismo tiempo, el gobierno renovó sus esfuerzos por lograr consenso con la oposición, tras fracasar en su intento el pasado viernes. Ello con el fin de poder aplicar nuevas medidas de austeridad y recibir una nueva parte del paquete de ayuda internacional.

Por otro lado, miles de personas salieron a las calles por cuarto día consecutivo para protestar contra las drásticas medidas de ahorro del gobierno. La convocatoria fue hecha por el movimiento Ciudadanos Indignados, mediante Internet. En Atenas, los inconformes se manifestaron con cacerolas y cucharones, al grito de ladrones, ladrones, frente al Parlamento.

Los manifestantes también hicieron ruido con motos y silbatos. La mayor concentración fue en la plaza Syntagma, frente al Parlamento. Las protestas transcurrieron de manera pacífica y las organizaciones advirtieron que seguirán movilizándose contra las medidas de austeridad.

Inspectores del Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE), grupo conocido como la troika, evalúan el cumplimiento de las condiciones a que Grecia se comprometió hace un año, cuando se le autorizó el paquete de ayuda por 110 mil millones de euros (140 mil millones de dólares).

Con una deuda cercana a 330 mil millones de euros, equivalente a 150 por ciento de su producto interno bruto (PIB), la deuda de Grecia es tan alta que muchos economistas temen que el país, inevitablemente, tendrá que restructurar.

El déficit en el presupuesto público fue más alto al esperado, publica Der Spiegel sobre los hallazgos del reporte. El FMI advirtió que no podrá liberar su parte de la ayuda –12 mil millones de euros– a Grecia el mes próximo, si las condiciones fiscales no se cumplen. Además, sostuvo que no puede dar su parte de los recursos si los europeos no dan garantías de pago. Alemania y otros acreedores del norte de Europa no están dispuestos a dar garantías sin importantes concesiones del gobierno griego.

Nosotros, los europeos, tenemos las mismas condiciones que el FMI, aseveró el comisario de asuntos económicos de la UE, Olli Rehn, citado en el anticipo de la edición del lunes de Der Spiegel. “Decidiremos sobre el tramo próximo después del reporte de la troika. La situación es muy grave”, agregó Rehn.

Exigen acelerar privatizaciones

Funcionarios de la UE han pedido a Atenas que incremente de manera urgente las privatizaciones y sugirieron implementar una institución fiduciaria para supervisar el proceso, similar al organismo que privatizó las compañías alemanas tras la caída del comunismo.

Juergen Stark, miembro de la junta del Banco Central Europeo, dijo que el programa de privatización de Atenas no está ni cerca de ser lo suficientemente ambicioso. El plan –parte de un paquete mayor de reformas fiscales para ayudar a evitar una crisis fiscal– pretende recaudar 50 mil millones de euros para 2015.

El gobierno griego tiene acciones en compañías en la bolsa y bienes raíces. Expertos estiman que el potencial de recaudación por ventas llegaría a un máximo de 300 mil millones de euros, afirmó Stark al diario alemán Welt am Sonntag, según un adelanto del artículo que será publicado en la edición del domingo.

El alicaído Estado de la zona euro, que provocó una crisis de deuda soberana en 2009, requiere además conseguir apoyo de los partidos de oposición para las reformas fiscales, con el fin de que la UE y el FMI liberen más fondos.

El ministro de Finanzas griego, George Papaconstantinou, desmintió la información de Der Spiegel, de que la misión internacional concluirá que Grecia ha incumplido sus objetivos fiscales. Sin embargo, la presión crece sobre el gobierno griego, que vio caer su popularidad por debajo de la de la oposición conservadora, por primera vez desde la elección de 2009, tras la imposición de duras medidas de austeridad para salir de la crisis.