Política
Ver día anteriorMiércoles 8 de junio de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Wikileaks en La Jornada

El cuerpo diplomático sugirió presionar sobre todo a la PGR para que respete garantías

Para Calderón, las violaciones a los derechos son un precio a pagar, informó la embajada
Foto
El presidente Felipe Calderón y el titular de la Defensa, Guillermo Galván, en imagen del pasado 20 de noviembre en Palacio Nacional durante el desfile con motivo del centenario de la Revolución MexicanaFoto Francisco Olvera
Arturo Cano
 
Periódico La Jornada
Miércoles 8 de junio de 2011, p. 3

El presidente Felipe Calderón y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) consideran que, en el combate a los cárteles del narcotráfico, las violaciones a los derechos humanos son un precio a pagar, según la embajada de Estados Unidos en México.

Un despacho diplomático firmado el 27 de octubre de 2009 por el encargado de negocios, John Feeley, dice: “Hay indicios de que Calderón y, especialmente la Sedena, consideran que las violaciones a los derechos humanos son un ‘precio a pagar’ y no presionarán para otorgar garantías judiciales (por ejemplo, la supervisión efectiva de los tribunales civiles sobre las denuncias de transgresiones por los militares) y una eficaz formación (por ejemplo, de nivel superior y a las unidades operativas), que son críticamente necesarias para mejorar el historial de México” (en derechos humanos, se entiende).

El cable confidencial 09MEXICO3093 (entregado por Wikileaks a La Jornada) fue enviado con motivo de las visitas a Washington de Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública (SSP), y de Arturo Chávez Chávez, entonces titular de la Procuraduría General de la República (PGR), y en sus líneas la legación diplomática sugiere a los interlocutores de los funcionarios presionarlos para que el gobierno mexicano tome medidas concretas en materia de derechos humanos.

En esa área, la mayor presión iba dirigida al procurador: Una vez más, debemos presionar a Chávez en medidas concretas en el ámbito de los derechos humanos. Chávez también tiene que saber que seguimos comprometidos en el caso de Brad Will y esperamos que la PGR se moverá rápidamente para resolver los problemas persistentes sobre el enjuiciamiento de los presuntos autores.

Jugadores clave en la agenda de seguridad

En el resumen inicial del cable, la embajada destaca los grandes progresos en la ampliación de los lazos de seguridad en el contexto de la Iniciativa Mérida y define a García Luna y Chávez Chávez como los jugadores clave para avanzar en nuestra agenda de seguridad pública. Por ello lanza una recomendación a sus interlocutores en la capital de Estados Unidos: Deberían animarles a cooperar más eficazmente en temas que van desde la prevención del delito a la detención, los juicios y las condenas.

En el caso de García Luna, la embajada les solicita ser claros en la necesidad de avanzar en la creación de una capacidad operativa conjunta que permitirá a México poner en práctica la inteligencia crítica que podemos proporcionar.

Atenta a las reformas legales y al reparto presupuestal mexicano, la embajada dice que en tanto la SSP de García Luna se lleva la mayor parte del presupuesto destinado a seguridad pública, el funcionario está en vías de ser el actor principal en materia de seguridad interna.

Con Chávez debemos hacer hincapié en la necesidad de aplicar reformas constitucionales y atender las preocupaciones sobre los derechos humanos que datan de tiempo atrás, dice el cable en referencia al titular de la PGR.

A pesar de los grandes progresos en la colaboración con autoridades mexicanas, EU no ve una guerra ganada.

Este es el diagnóstico de octubre de 2009: Los niveles de violencia no muestran signos de disminuir, con los homicidios relacionados con la delincuencia organizada y las bajas sufridas por las fuerzas de seguridad en la lucha contra las drogas probablemente rebasando las cifras récord de 2008. Otro punto es que continúan las denuncias de abusos contra los derechos humanos por soldados y policías, las cuales amenazan con socavar el apoyo público a la estrategia calderonista. Si bien existe un apoyo general y un consenso sobre la estrategia de asalto frontal del presidente Calderón, el nuevo entorno político tras las elecciones intermedias, en las que sus rivales han logrado avances significativos, ha envalentonado a sus oponentes.

Enlaces:

Esta nota con vínculos a los cables

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks