Mundo
Ver día anteriorMartes 21 de junio de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La revuelta en Siria, por conspiradores extranjeros: presidente Assad

Condenan al ex presidente de Túnez y a su esposa a 35 años de cárcel por peculado
Dpa y Reuters, Afp y The Independent
 
Periódico La Jornada
Martes 21 de junio de 2011, p. 25

Túnez, 20 de junio. El ex presidente de Túnez, Zine el Abidine Ben Alí, y su esposa, Leila Trabelsi, fueron condenados hoy en ausencia a 35 años de prisión cada uno y a pagar multas por un equivalente a 65 millones de dólares, por una corte que los halló culpables de malversación de fondos públicos.

Ambos fueron acusados de robo y fraude tras el descubrimiento de millones de dólares en efectivo y joyas en uno de sus palacios, después de que huyeron a Arabia Saudita el pasado 14 de enero.

Además de enriquecimiento ilícito, también se acusó al ex presidente de delitos vinculados a armas y drogas, pero sobre esos puntos de la acusación se decidirá a partir del 30 de junio, comunicó el tribunal.

Para muchos tunecinos fue una frustración que el juicio haya tenido lugar en ausencia de los acusados y es poco probable que Ben Alí, que gobernó el país durante 23 años, y su esposa sean extraditados.

En agosto comenzará otro juicio en Egipto contra el ex presidente Hosni Mubarak, obligado a renunciar tras casi un mes de protestas populares el 11 de febrero. Hoy se informó que sufre cáncer de estómago que tiende a empeorar, según indicó su abogado Farid Al Dib, quien citó un reporte médico.

En Siria, el presidente Bashar Assad culpó a saboteadores y a una conspiración extranjera de la revuelta popular contra su régimen, pero al mismo tiempo prometió nuevas reformas y diálogo nacional, en un discurso en la Universidad de Damasco que fue transmitido por canales árabes e internacionales. El diálogo nacional, precisó, “podría desembocar en una nueva Constitución, en la que se podría cuestionar incluso el artículo 8, que garantiza al partido Baaz un papel dominante. Aclaró, sin embargo, que no habrá reformas con sabotaje y caos.

El discurso dejó decepcionados a los activistas, que prometieron continuar con las protestas que llevan a cabo desde el 15 de marzo, y volvieron a tomar las calles de varias ciudades del país como Alepo, Homs, Latakia, Hama, Kafar, Saraqeb y Nubl, indicaron opositores a Dpa.

En Luxemburgo, la Unión Europea expresó también decepción y aseguró que Assad no respondió a los llamados para poner fin a la violencia e implicarse en reformas significativas, por lo que anunció un endurecimiento de las sanciones contra ese país.

Btn rs