Economía
Ver día anteriorJueves 23 de junio de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El proyecto aumenta impuestos, reduce el gasto público y desata ola de privatizaciones

Aprueban ministros de Papandreou austeridad para Grecia por 5 años

Preparan sindicatos huelga general de 48 horas que coincida con la votación en el Parlamento

Foto
En Atenas, ayer se vio a algunos manifestantes cubiertos con la bandera griega que huían de los gases lacrimógenos lanzados por la policía para disolver una manifestación frente al ParlamentoFoto Ap
Afp, Reuters y Dpa
 
Periódico La Jornada
Jueves 23 de junio de 2011, p. 28

Atenas, 22 de junio. El gabinete griego aprobó el proyecto de ley sobre el plan de austeridad por cinco años, condición para recibir más fondos de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI), indicó un funcionario del gobierno. El gabinete aprobó el borrador sobre la ley de implementación, declaró a reporteros la fuente gubernamental tras una reunión ministerial.

Así, el primer ministro Giorgios Papandreou se presentará el jueves ante sus homólogos europeos reforzado por la moción de confianza obtenida en el Parlamento sobre el nuevo plan de austeridad plurianual. La cura de austeridad deberá ser sometida al voto del legislativo antes de fin de mes.

A última hora de la tarde, el consejo de ministros aprobó el proyecto de ley presupuestaria 2012-2015 –que aumenta los impuestos, reduce el gasto público y prevé una ola de privatizaciones– y las respectivas leyes de aplicación, con vista a la votación legislativa, como exigen los acreedores del país para continuar protegiéndolo de la quiebra, informó el gobierno. El paquete fiscal del proyecto, que prevé alzas de impuestos directos e indirectos, fue modificado hasta el último momento.

Para alcanzar los objetivos del plan presupuestario, que calcula hasta 2015 ahorros por 28 mil 400 millones de euros y privatizaciones por 50 mil millones, el texto detalla los recortes presupuestarios, según el Ministerio de Finanzas: reducción de las jubilaciones, de los subsidios sociales, de la masa salarial y del número de empleos en el sector público.

La ley crea un nuevo fondo encargado de las privatizaciones, bajo control internacional. Estos observadores extranjeros proporcionarán sus conocimientos y asegurarán la transparencia del proceso, indicó al Parlamento el ministro de Finanzas.

La ayuda adicional puede venir de un nuevo plan de rescate, que se añadiría al préstamo de 110 mil millones de euros otorgado en mayo de 2010 por la eurozona y el FMI, pero que no fue suficiente para que Grecia recuperara su autonomía financiera.

A su vez, el clima social sigue siendo muy tenso. Los sindicatos preparan una huelga de 48 horas, que coincida con la votación del plan presupuestario.

El nuevo ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, se reunirá el jueves con los jefes de la troika (la delegación trilateral encargada de vigilar las finanzas griegas formada por el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el FMI), para obtener su aprobación a las leyes de aplicación, indicó el Ministerio de Finanzas.

Tras haber tomado la iniciativa política mediante la remodelación del gobierno y una moción de confianza obtenida el martes por la noche, Papandreou subrayó ante los diputados la necesidad de continuar haciendo frente a la crisis y a los déficit, evitando la quiebra y garantizando el mantenimiento de Grecia en el núcleo duro del euro.

Pese a que todos los diputados de la oposición presentes (143), votaron en contra de la moción de confianza, Papandreou logró el apoyo de los votos socialistas (155 sobre un total de 300).

Los diputados se rindieron sin condiciones, ironizaba el diario de izquierda Eleftherotypia; El plan, aún más duro tras la votación, se lamentaba el diario de derecha Eleftheros Typos, alineado con la oposición conservadora que se niega a apoyar al gobierno.

Después de breves escaramuzas entre policías y manifestantes tras la votación nocturna, las calles de Atenas estaban tranquilas el miércoles, con circulación normal de tráfico circulando por la plaza Sintagma, donde 20 mil manifestantes rodearon el Parlamento el martes por la noche.

Con los sindicatos levantados y gran parte de la opinión pública indignada por las nuevas medidas de austeridad, la aplicación de cualquier reforma supondrá un desafío mientras Grecia lucha contra su peor recesión en 37 años.