Mundo
Ver día anteriorViernes 8 de julio de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Exige la ONG una investigación para deslindar responsabilidades

Denuncia AI el uso de fuerza excesiva de la policía española contra los indignados
Armando G. Tejeda
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 8 de julio de 2011, p. 29

Madrid, 7 de julio. Amnistía Internacional (AI) hizo pública hoy una investigación en la que pone de manifiesto el uso de fuerza excesiva por parte de la policía española contra el movimiento del 15 de mayo (15-M), en el que se documentaron al menos cuatro intervenciones policiales con altas dosis de represión y violencia.

AI advirtió desde Londres, ciudad donde tiene su sede principal, que es necesario aclarar estos hechos y llevar a cabo una investigación independiente para deslindar responsabilidades.

La también llamada “spanish revolution”, que surgió después de una multitudinaria protesta popular el pasado 15 de mayo, representa una histórica movilización ciudadana que expresó su hartazgo, indignación y repulsa ante el actual modelo económico y, sobre todo, ante el modo de proceder de la clase política española.

Los efectos de la crisis –4 millones 100 mil desempleados– y el aumento desbordado de la corrupción política y empresarial fueron los ingredientes de un movimiento que reclama una política más transparente y una economía más fiscalizada y regulada.

AI decidió desplegar una parte de sus miembros para documentar los hechos supuestamente represivos que ocurrieron y que, finalmente, probaron en el informe que señala cuatro fechas y cuatro lugares: Madrid, el 15 de mayo, que fue cuando la policía disolvió con violencia una concentración popular en la Gran Vía y detuvo a 12 personas; el 27 de mayo en Lleida, cuando los agentes disolvieron por la fuerza una acampada pacífica; el 9 de junio en Valencia, cuando evitaron con macanazos, gases lacrimógenos y bolas de goma que se concentraran los ciudadanos indignados en las inmediaciones del Congreso local; y, finalmente, la brutal actuación policial del pasado 15 de junio en Barcelona, en la que hubo 121 catalanes heridos, cuatro de ellos muy graves.

La organización humanitaria mandó sendas cartas al ministro de Interior del gobierno de España, Alfredo Pérez Rubalcaba, y al consejero de Interior del gobierno autónomo de Cataluña, Felip Puig i Godes, para exigirles que se adopten medidas disciplinarias y, si procede, se inicien las actuaciones penales correspondientes contra los agentes de la policía sobre quienes se concluya hicieron un uso de fuerza excesiva.