Espectáculos
Ver día anteriorMiércoles 13 de julio de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Michel Rojkind, arquitecto del grupo que construirá el complejo

Presenta el CNCA el proyecto Cineteca Nacional del Siglo XXI

Las obras de remodelación costarán alrededor de 380 millones de pesos

Comenzarán el próximo otoño sin interrumpir la programación habitual

Foto
Creación digital del proyectoFoto Cortesía del CNCA
Arturo Cruz Bárcenas
 
Periódico La Jornada
Miércoles 13 de julio de 2011, p. 9

Con el objetivo de crear el espacio cinematográfico más vanguardista y completo de Iberoamérica, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CNCA) presentó ayer el proyecto Cineteca Nacional del Siglo XXI, cuyos trabajos comenzarán el próximo otoño y concluirán en la misma estación en 2012.

En el proyecto, que costará 380 millones de pesos, está previsto tener cuatro nuevas salas que sumarán mil butacas más, además de la renovación de las existentes, área de usos múltiples, un laboratorio de restauración digital, nuevas oficinas, áreas verdes y un estacionamiento nuevo. También se construirán dos nuevas bóvedas que resguardarán 50 mil películas.

En conferencia de prensa, realizada en la Cineteca Nacional –en la que estuvo presente Consuelo Sáizar, presidenta del CNCA–, Paula Astorga, titular de la dependencia, expresó que la ampliación colocará a la institución como el espacio más completo, inclusive el frente, sobre avenida Cuauhtémoc, dará a la Cineteca una presencia adecuada y moderna. Habrá cafetería y los árboles aumentarán. Se incrementará de seis a 10 el número de pantallas, lo cual significa mayores opciones en cuanto a contenido y, sobre todo, un gran apoyo para la exhibición de cine mexicano de calidad, para fortalecer la industria nacional.

Precisó: “Nos empezamos a dar cuenta de que gran parte del terreno que tenemos es un estacionamiento y hay mucho espacio desaprovechado. Albergamos unidades móviles del Instituto Mexicano de la Radio (Imer), librerías públicas de Educal –por cierto el proyecto se incluye una nueva, que será del doble de tamaño–. Habrá una sala de lectura del CNCA y una ludoteca para niños. Lo que le ha pasado a la Cineteca es, para resumir, que está llena de parches, cada sala es distinta, lo mismo que cada alfombra; nuestros baños son un muestrario de puertas de aluminio Oneida, mosaico poblano, madera estilo Luis Barragán... o sea, cada administración, en los 27 años que lleva abierta la Cineteca, ha hecho una aportación, pero la identidad del recinto está completamente desvalorada y ninguna sala es igual a la otra, ni los mismos estándares en calidad de proyección.

El Consejo de Asesores está conformado por un grupo de creadores cinematográficos y todas las instituciones del ramo, la Academia, los sindicatos, el Imcine, los críticos Carlos Bonfil y Jorge Ayala Blanco; los titulares de escuelas de cine, y el Canal 22. Son 18 personas, en total. Un punto importante es dentro de este complejo se creará el museo del cine. Habrá un área para la proyección gratuita de películas al aire libre para 700 espectadores.

En total, se construirán 28 mil 897 metros cuadrados, de los cuales 7 mil 110 estarán destinados a áreas verdes. En las instalaciones actuales sólo hay 3 mil 338 metros cuadrados y son zonas de acceso restringido. Actualmente, las salas cinematográficas tienen una capacidad de 2 mil 50 butacas y crecerá a 3 mil 50.

Desvirtuaron la obra

La obra no interrumpirá la programación habitual.

Paula Astorga añadió: “La Cineteca actual se inauguró en 1984 y se le ha dado mantenimiento, pero se ha desvirtuado la obra original del arquitecto Manuel Rocha. De 2007 al día de hoy la asistencia ha crecido 40 por ciento, lo cual significa una atención a 600 mil personas al año.

La cineteca seguirá siendo accesible. Nuestro costo-estudiante es 40 por ciento menos en relación con otras salas comerciales. Nuestro boleto general de taquilla es de 40 pesos. Este lo vamos a mantener.

Por su parte, Marina Stavenhagen, directora general del Imcine, expuso: Esta iniciativa responde a una necesidad apremiante del público cinéfilo, de la promoción y difusión de la cultura cinematográfica de calidad en México. Creo que para una ciudad y un país tan grande como el nuestro la Cineteca ya resultaba insuficiente, no sólo por el tamaño del recinto, sino por las posibilidades de descentralización de sus actividades.

El crítico Jorge Ayala Blanco opinó: Es el proyecto más ambicioso que ha tenido la Cineteca Nacional y, en general, la cultura cinematográfica en su historia. Es insólito lo que estamos presenciando,

Posteriormente, los asistentes fueron al patio de la Cineteca, donde el arquitecto Michel Rojkind, del grupo ganador de la licitación para hacer la obra, explicó en una maqueta lo que será el inmueble moderno.

En entrevista, Rojkind explicó que la unidad de diseño la sentirá el visitante. Éste es un plan maestro para estar cómodo en instalaciones modernas. Daremos a la Cineteca una nueva imagen. Aquí, aunque el ciudadamo mexicano no quiera venir al cine, ganará un espacio público.

Añadir un comentario