Economía
Ver día anteriorViernes 15 de julio de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Incluye recortes por más de 110 mil mdd y reducción de gastos en salud y educación

Aprueba el Senado de Italia el plan de austeridad ante la crisis

Comenzarán privatizaciones de empresas estatales y municipales, congelamiento de sueldos de burócratas, condiciones más duras para la jubilación y encarecimiento de servicios públicos

Foto
El ministro de Economía italiano Giulio Tremonti dijo durante el debate en el Senado que “al igual que en el Titanic, ni siquiera los pasajeros de primera clase podrán salvarse” de la actual crisisFoto Reuters
Dpa, Notimex y Afp
 
Periódico La Jornada
Viernes 15 de julio de 2011, p. 30

Roma, 14 de julio. El Senado italiano aprobó el plan de austeridad por 161 votos a favor, 135 en contra y tres abstenciones. Las medidas incluyen recortes por más de 79 mil millones de euros (110 mil millones de dólares) además de reducciones de gastos en previsión social, sanidad y educación, entre otros. Ahora se espera que la Cámara de Diputados lo apruebe el viernes por la tarde en vía definitiva.

Entre las medidas de austeridad adicionales se incluyen obligar a los ciudadanos a pagar más por algunos servicios de salud pública, así como incrementar los impuestos para las pensiones que superan los 90 mil euros anuales. El plan considera recortes en los sectores de salud, previsión social, educación y presupuestos de las regiones; además, para 2014 busca reducir a cero el déficit público.

El nuevo plan anticipará a 2013 las liberalizaciones, con un programa de privatización de empresas estatales y municipales, introduce el pago de una parte de las consultas médicas, congela los salarios de los empleados públicos y recorta los fondos a las entidades locales, entre otras.

A partir de 2013 se endurecen las medidas para alcanzar la jubilación, se aumenta gradualmente la edad para la pensión en función de la esperanza de vida de la población italiana y se introduce una contribución solidaria para las pensiones doradas.

El impacto del ajuste, tras las correcciones hechas en el Senado, aumentará a 70 mil millones de euros para el bienio 2013-2014, confirmó el relator parlamentario, Gilberto Picchetto Fratin. Explicó que para 2013 el impacto era inicialmente de 17 mil 800 millones de euros, a los que se agregaron 6 mil millones, para llegar a 23 mil 800 millones de euros (33 mil 600 millones de dólares).

Agregó que para 2014 estaban inicialmente previstos 25 mil 300 millones de euros, a los que se agregaron 22 mil millones para llegar a un total de 47 mil 300 millones de euros (66 mil 800 millones de dólares).

A esa suma se añaden las medidas ya en vigor para 2011 y 2012, con lo que el impacto global del ajuste es de 79 mil millones de euros, más de 110 mil millones de dólares.

Durante el debate en el Senado, el ministro de Economía Giulio Tremonti señaló que “al igual que en el Titanic, ni siquiera los pasajeros de primera clase podrán salvarse. Actualmente en Europa hay una cita con el destino. La salvación no llega a través de las finanzas, sino de la política. Pero la política no puede cometer más errores”, agregó.

En tanto, los sindicatos anunciaron movilizaciones contra los recortes, mientras el presidente Giorgio Napolitano consideró un milagro que el ajuste haya sido aprobado por el Senado y pasado inmediatamente a la Cámara baja, mientras los partidos de centro izquierda de la oposición señalaron que votarán contra el paquete, pero que no demorararán el proceso parlamentario con intentos de introducir enmiendas de último momento.

Las agencias de calificación internacionales recientemente expresaron sus dudas respecto de la capacidad del gobierno de Berlusconi de lograr su objetivo de balancear el presupuesto hasta 2014.

Hace unos meses la agencia de calificación Standard & Poor’s bajó de estable a negativa la perspectiva de la deuda soberana de Italia, que cuenta con una nota A+, lo que implica una posibilidad entre tres de recortar el rating del país en los próximos 24 meses debido a los elevados riesgos a la baja que soporta el plan de reducción de deuda del gobierno italiano. En tanto, la agencia Moody’s anunció que puso bajo observación una posible baja en la valoración a largo plazo de la deuda y depósitos a 16 bancos italianos.

El plan de ajuste es visto por la Unión Europea como crucial para restablecer la confianza en la capacidad de Italia de hacer frente a sus deudas.

Italia, la tercera mayor economía de la eurozona tiene, después de Grecia, la segunda deuda más elevada, de 120 por ciento del PIB; sin embargo, su déficit está relativamente contenido, ya que es de 4.6 por ciento del PIB.

Por su parte, al llamar a un voto de confianza, Berlusconi se jugó la supervivencia de su gobierno conservador con base en la decisión del Senado, maniobra que dejó en claro la urgencia con la que las autoridades desean adoptar estas medidas.