Mundo
Ver día anteriorMartes 19 de julio de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Líder estudiantil dice esperar que los cambios respondan a los intereses de las mayorías

Ante la ola de protestas en Chile, Piñera hace amplia restructuración de su gabinete
Foto
Estudiantes disfrazados de superhéroes exigen en Santiago cambios en el sector educativoFoto Reuters
Enrique Gutiérrez
Corresponsal, y agencias
Periódico La Jornada
Martes 19 de julio de 2011, p. 23

Santiago, 18 de julio. Presionado por un aumento del malestar social en Chile y una popularidad a la baja, el presidente Sebastián Piñera restructuró su gabinete, con el nombramiento de cuatro nuevos ministros, e hizo un enroque en otros cuatro, incluido el titular de Educación, impugnado en las masivas protestas estudiantiles.

En el segundo ajuste de su gabinete en año y medio de gestión, Piñera realizó cambios en los ministerios de Economía, Energía y Justicia, así como en la Secretaría de Gobierno, e hizo enroque de funcionarios en los de Planificación, Educación, Obras Públicas y Minería.

Nuestras instituciones, nuestros liderazgos, están siendo puestos a prueba por una ciudadanía que exige mayores niveles de participación y de igualdad, señaló el presidente, quien se refirió a las tres protestas estudiantiles de las últimas semanas, que reunieron a más de 80 mil personas cada una para demandar mejor educación pública. El movimiento es apoyado por 80 por ciento de la población, según encuestas.

En esa dirección designó al ministro de Justicia, Felipe Bulnes, titular de Educación, en remplazo de Joaquín Lavín, quien fue afectado por las protestas y criticado por posible conflicto de intereses, ya que estuvo a cargo de una universidad privada antes de ser ministro.

Giorgio Jackson, uno de los líderes estudiantiles, externó su esperanza de que el rediseño de gabinete responda a los intereses de las mayorías, que queremos la educación pública como centro de nuestro sistema social.

Pero Piñera mantuvo hombres de confianza en su equipo político, al ratificar a su criticado ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, y al de Presidencia, Cristian Laurrolet.

Por otro lado, Chile quedó impactado por la muerte de dos personas en el metro de Santiago a manos de un ex empleado de la policía de investigaciones que, agobiado por el desempleo y el reciente deceso de su madre, disparó nueve veces dentro de un vagón y luego se suicidó.