Cultura
Ver día anteriorJueves 21 de julio de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

En el Museo Nacional de Antropología se inauguró una exposición con más de cien vestigios

Invitan a admirar cabezas olmecas colosales y milenarias

Los enigmas alrededor de esa cultura mesoamericana todavía son muchos: experta

Prosiguen investigaciones en sitios como Tres Zapotes, El Manatí y La Merce, donde se han hallado ofrendas

Foto
Cabeza colosal 9 figura en la muestra que se puede visitar en el museo de Reforma y Gandhi, Bosque de ChapultepecFoto Mauricio Marat/ INAH
Ana Mónica Rodríguez
 
Periódico La Jornada
Jueves 21 de julio de 2011, p. 4

Más de un centenar de piezas de la enigmática cultura olmeca surgida hace 4 mil años participan en la exposición Obras colosales del mundo olmeca, que ayer fue inaugurada en el Museo Nacional de Antropología.

El acervo arqueológico –compuesto en su mayoría de esculturas de grandes dimensiones– es una opción en estas vacaciones para adentrarse en la cultura madre de Mesoamérica, cuyo mayor enigma radica en las causas de su desaparición.

Una serie de cabezas olmecas monumentales, vasijas, figurillas, estelas, vasos, ofrendas, hachas votivas, botellones negros, cerámica y jugadores de pelota destacan entre la variedad de piezas alusivas al vasto panorama de esa civilización, toda una invitación a conocer esas joyas halladas en diversas zonas arqueológicas del Golfo de México.

La más antigua de Mesoamérica

En un recorrido por la muestra sobresalen dos cabezas colosales de basalto, de aproximadamente 3 mil 200 años de antigüedad, conocidas como la 5 y la 9 –con un peso de entre cuatro y seis toneladas, respectivamente–, las cuales provienen del sitio prehispánico de San Lorenzo, Veracruz.

La efigie 5 de rostro masculino mide 1.82 metros de alto por 88.9 centímetros de ancho y 67.3 centímetros de espesor, y la 9, de 1.65 metros de alto, con 1.36 metros de ancho y 1.17 metros de espesor, se suman a otras dos de grandes dimensiones que se exhiben de forma permanente en el Museo Nacional de Antropología.

Erika Gómez, coordinadora de proyectos de exposiciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia, dijo que la olmeca es la civilización más antigua de Mesoamérica y aseguró que prosiguen las investigaciones en sitios como Tres Zapotes, El Manatí y La Merce, donde se han descubierto varias ofrendas.

Los enigmas de esta civilización todavía son muchos, explicó, entre los que destacan las causas de su desaparición, su religión, el tipo de escritura y la lengua. Sin duda, las ofrendas que han sido descubiertas ofrecen datos y los especialistas tratan de descifrar aspectos relativos a la cosmovisión olmeca, sobre lo cual tampoco existen demasiados registros y evidencias.

Incluso, añadió, fueron excluidas 12 piezas de la exposición original que se exhibió con éxito en los museos de Artes del Condado de Los Ángeles y de Bellas Artes de San Francisco, en California.

Foto
Figurilla incluida en la exposición del Museo Nacional de AntropologíaFoto Roberto García Ortiz

El arqueólogo Miguel Báez fue quien hizo las adecuaciones correspondientes a la exposición en el Museo Nacional de Antropología.

Se pueden observar desde las majestuosas cabezas de seis toneladas hasta un objeto que mide tres centímetros. El guión museográfico alude a la época de esplendor de esa cultura (1800- 400 aC), así como a diversas piezas escultóricas representativas de jerarquía y poder. La tercera parte se refiere a las regiones influenciadas por los olmecas y finaliza con el legado de esta civilización.

También se exhiben otras piezas de gran formato, como el conjunto de esculturas los Azuzules, en alusión al sitio del mismo nombre en Veracruz. Se trata de tres objetos en los que fueron representados un jaguar y dos personajes que podrían ser dignatarios o altos sacerdotes, llamados Gemelos.

Acervos de varios museos

Otras obras son el Monumento 12, de Loma del Zapote, Veracruz, (1200-900 aC), El contorsionista (procedente de Las Choapas (1200-600 aC) y El jaguar danzante (de más de un metro de alto, que representa a un felino agazapado que fue hallado en Tuxtla Chico (600-300 aC).

La muestra originalmente fue curada por la especialista en arte Virginia Mary Fields, quien falleció recientemente, y está conformada por el acervo de diversos museos, como el de Antropología de Jalapa, el Tuxteco (Veracruz); Amparo (Puebla); Regional de Chiapas y Arqueológico de Tapachula (Chiapas); Parque Museo La Venta (Tabasco), y el de Antropología Palacio Cantón (Yucatán).

A Obras colosales del mundo olmeca le sucederá en octubre una exposición sobre la India, en un intercambio convenido entre los recintos organizadores.

El acceso al museo de Reforma cuesta 51 pesos, de martes a domingo de 9 a 19 horas. Entrada gratuita para menores de 13 años, estudiantes y maestros con credencial vigente; adultos mayores de 60 años, jubilados y pensionados. Domingos, entrada gratuita para el público nacional y a extranjeros residentes (con credencial vigente).

Añadir un comentario