Capital
Ver día anteriorViernes 22 de julio de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
GDF avala buen estado de edificios en zona de derrumbe en la Condesa

Sin mostrar peritajes, permite a residentes que regresen a los inmuebles de Juan Escutia

Los afectados se niegan a reocupar sus casas hasta que se compruebe que son seguras

Foto
Aspecto del socavón que se abrió en la obra que la constructora Baita lleva a cabo en la calle Zamora, en la colonia Condesa, y que afectó a edificios vecinos. Imagen de archivoFoto Víctor Camacho
Josefina Quintero
 
Periódico La Jornada
Viernes 22 de julio de 2011, p. 37

Sin dictamen que respalde las palabras de funcionarios de las secretarías de Protección Civil y Obras del Gobierno del Distrito Federal, se determinó la habitabilidad de los edificios ubicados en los números 127 y 129 de la calle Juan Escutia, en la colonia Condesa, evacuados por el riesgo de que se diera un derrumbe en la calle de Zamora, informaron los residentes afectados, quienes dejaron su hogar por el deslizamiento de tierra en las obras que lleva a cabo la inmobiliaria Baita.

Los edificios de Zamora 73 y 79, con salida a Juan Escutia 123, que limitan directamente con la zona de obra donde se produjo el hundimiento, quedarán sin ocuparse hasta determinar si hay riesgo o se afectaron los cimientos.

Durante una reunión sostenida en la sede del gobierno de la ciudad, el pasado miércoles 20 de julio, los vecinos exigieron que se presente el dictamen que demuestra que los edificios no tienen daño estructural, los nombres y firmas de los especialistas en la materia que respaldan el peritaje, pero sólo nos entregaron un oficio.

La actitud de las autoridades, manifestaron los colonos, es de respaldo al Grupo Baita, responsable del hundimiento, porque el oficio SPC/SC/PPP/GDP/SP/JUDOSE/703/2011 no es una garantía, ya que en el mismo se lee que los inmuebles cuentan con las condiciones de seguridad estructural y habitabilidad, siempre y cuando las cosas se mantengan en el estado que se encuentran actualmente.

En el texto, indicaron los afectados, no se mencionan las fracturas que son evidentes en los departamentos; se limitaron a decirnos que nos darían recursos para resanarlas. Si quieren que las cosas mantengan su estado actual, pues entonces que se suspenda la construcción de las dos torres, de lo contrario es seguro que nuestros hogares desaparecerán.

El documento con fecha 20 de julio de 2011 fue firmado por Esteban Gascón Villa, jefe de unidad de orientación para situaciones de emergencia de la Secretaría de Protección Civil, mismo funcionario que informó a los vecinos sobre la situación, quien estuvo acompañado de Martín Juárez, director de concertación política.

Pese a que el portavoz del grupo inmobiliario Baita, Rodolfo Medina, aseguró que todos los vecinos quedaron contentos en la reunión, los afectados entrevistados por La Jornada rechazaron la afirmación y exigieron la presentación del dictamen, el cual solicitarán hoy a la Secretaría de Protección Civil.

Rodolfo Medina aseguró que la noche de ayer fue la última qué pagó Baita en el hotel de la colonia Nápoles donde se hospedaron los residentes de los edificios desalojados, pues a partir de hoy podrán regresar a sus hogares, pese a que los afectados no piensan ingresar a los departamentos hasta no constatar que no existe peligro o que la inmobiliaria pare la construcción definitivamente.