Política
Ver día anteriorViernes 22 de julio de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Wikileaks
El prelado nunca demandó obstruir a AMLO: arquidiócesis de Guadalajara
Foto
Diego Fernández de Cevallos, Fernando Guzmán Pérez (secretario de Gobierno de Jalisco), Emilio González Márquez y el cardenal, en imagen de 2007Foto archivo
Juan Carlos G. Partida
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 22 de julio de 2011, p. 3

Guadalajara, Jal., 21 de julio. La arquidiócesis de Guadalajara aceptó que el cardenal Juan Sandoval Iñiguez se reunió el 28 de marzo de 2006 con el embajador de Estados Unidos en el Vaticano, Francis Rooney, con el fin de solicitarle apoyo para la construcción del santuario cristero que se erige en Tlaquepaque, pero negó que le haya pedido intervenir para detener el avance de Andrés Manuel López Obrador en las preferencias electorales, como apuntó un cable difundido por Wikileaks.

El cardenal de Guadalajara no tiene por qué interferir en asuntos políticos del país ni quiso interferir; el único tema que se trató (en la reunión con el embajador Rooney) fue el del santuario de los mártires, aseveró Antonio Gutiérrez Montaño, vocero de la arquidiócesis.

Informó que Sandoval Íñiguez se encuentra en Brasil, en una encomienda de una fundación del Vaticano de ayuda a los pobres, pero aseguró que habló con el purpurado, quien expresó su rechazo a lo señalado en el cable de Wikileaks.

–Entonces, ¿se niega la información del cable en cuanto a que se hubiera hablado de López Obrador?

–El cardenal de Guadalajara sí se entrevistó con el embajador, pero el único tema que se trató ahí fue el del santuario de los mártires, para pedirle su apoyo en la construcción del santuario, pero de ninguna forma para hablar sobre López Obrador, y menos para hablar sobre los gobiernos de izquierda en el subcontinente.

–¿Por qué se pidió apoyo a un embajador estadunidense para construir un templo católico en México?

–Por cierto, nunca llegó ese apoyo. La entrevista fue con él porque el embajador es católico. No sé si todavía esté él como embajador, pero Rooney es católico, y ante la posibilidad de que pudiera apoyar desde su perspectiva de católico, pero de ninguna forma se habló del otro tema.

Gutiérrez Montaño recordó en entrevista que el 28 de febrero de 2006, un mes antes de la reunión con Rooney en Roma, el cardenal recibió en su casa, en la calle Morelos 244 de Tlaquepaque, a López Obrador, quien ya era aspirante presidencial de la coalición Por el Bien de Todos, formada por PT, PRD y Convergencia.

López Obrador puede constatar lo inverosímil del asunto porque las veces que pidió entrevistarse con el cardenal Sandoval, cuando estuvo en la campaña para presidente en 2006 (el prelado) lo recibió, dijo.

La relación entre ellos es buena. Hablándose de ideologías habrá puntos en que no podamos coincidir la izquierda mexicana y la Iglesia, pero no significa que entre el cardenal Sandoval y López Obrador haya un conflicto.

–¿Ha sido la única reunión?

–Ya habían tenido otro encuentro, como lo han buscado (al cardenal) otros candidatos, otros partidos, no para pedirle su bendición, como se ventila en los medios, sino para intercambiar opiniones. El mismo López Obrador puede constatar el trato que ha recibido del cardenal, lo que demuestra lo inverosímil del cable.

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks