Política
Ver día anteriorViernes 22 de julio de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Wikileaks
Pese a que el purpurado solicitó hace 3 años su retiro, no se perfila sucesor
Carolina Gómez Mena
 
Periódico La Jornada
Viernes 22 de julio de 2011, p. 3

El cardenal Juan Sandoval Íñiguez solicitó hace tres años al Vaticano su retiro, debido a que cumplió entonces la edad límite para ejercer sus labores sacerdotales. Al frente de la arquidiócesis de Guadalajara, es uno de los jerarcas católicos más polémicos del país.

Sandoval ha vertido incontables opiniones sobre política, con lo que ha causado gran controversia, como cuando expresó rechazo a la aprobación de leyes que permiten los matrimonios entre personas del mismo sexo y la adopción de niños por parejas homosexuales, así como la despenalización del aborto en el Distrito Federal.

También fue protagonista de la denominada megalimosna, con la cual el gobierno de Jalisco, encabezado por el panista Emilio González Márquez, pretendió donar 90 millones de pesos para la construcción del santuario de los mártires de Cristo. De esa cantidad, sólo se entregaron los primeros 30 millones de pesos, pero por la presión de la opinión pública el dinero tuvo que ser devuelto al erario.

Sandoval Íñiguez nació en Yahualica, Jalisco, el 28 de marzo de 1933. Esa región, según los historiadores, fue la cuna del movimiento cristero y alberga a los sectores católicos más conservadores del país.

Ingresó al seminario diocesano de Guadalajara en noviembre de 1945 y recibió la ordenación sacerdotal el 27 de octubre de 1957 en Roma. El 21 de abril de 1994 fue designado arzobispo de Guadalajara y seis meses después el papa Juan Pablo II lo nombró cardenal.

No obstante que en 2008 solicitó su jubilación –obligación señalada en el Código de Derecho Canónico, que ordena a los clérigos retirarse al cumplir 75 años de edad– hasta hoy no se perfila cuándo y por quién podría ser remplazado.

Fuentes eclesiásticas aseguran que en el Vaticano se le estima mucho, además de que aún participa activamente en muchas comisiones pontificias, por lo que no se espera que se concrete pronto un relevo.

En agosto del año pasado el arzobispo causó revuelo cuando criticó a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación por respaldar los matrimonios de personas del mismo sexo aprobados en el Distrito Federal y la autorización para que estas parejas adopten niños.

En una conferencia de prensa, preguntó entonces: ¿les gustaría que los adopten una pareja de maricones o lesbianas?

En otro episodio, en 2006, luego de las elecciones federales, solicitó al ex candidato Andrés Manuel López Obrador aceptar el triunfo de Felipe Calderón, porque desde 2000 optamos por la democracia, y ésta tiene unas normas: que sea el voto del pueblo. Ésa es la esencia de la democracia. La voluntad del pueblo esta vez no le favoreció, tiene que aceptar esas reglas del juego.

Tras esos comicios, e impulsado por el propio López Obrador, se creó un movimiento de resistencia civil en apoyo a la exigencia del tabasqueño de realizar un recuento voto por voto para que no hubiera dudas de quién triunfó el 2 de julio.

En septiembre de ese año, Juan Sandoval aseguró que dicha protesta no tenía futuro ni era el reflejo del malestar social por la presunción de comicios fraudulentos, y definió ese malestar de problema cómico. No queremos volver a los mesianismos, a las dictaduras, a los caprichos.

Sobre la propuesta de despenalización del aborto que se discutía en el Distrito Federal, en marzo de 2007 aseguró que la medida era consecuencia de la descomposición social y el libertinaje sexual.

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks