Política
Ver día anteriorSábado 23 de julio de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La Iglesia católica reconoce todas las opciones políticas en el país

Rechaza la CEM versión de que el cardenal habló del tema con Rooney
Carolina Gómez Mena
 
Periódico La Jornada
Sábado 23 de julio de 2011, p. 7

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) respaldó lo expresado por la arquidiócesis de Guadalajara, la cual aseguró que aunque el cardenal Juan Sandoval Íñiguez se reunió en 2006 con el embajador de Estados Unidos en el Vaticano, Francis Rooney, nunca le solicitó frenar el trabajo de Andrés Manuel López Obrador, quien en los comicios presidenciales encabezó la coalición Por el Bien de Todos, conformada por los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo y Convergencia.

Fuentes de la CEM señalaron a este diario que esta instancia colegiada apoya al también arzobispo de Guadalajara y dijeron que “no hay duda de la mala intención de la mentira filtrada por Wikileaks”, la cual sólo busca dañar a México y a la Iglesia católica.

El Episcopado confió en que la situación se aclare lo más pronto posible, y posteriormente, por conducto de redes sociales como Facebook, Twitter, Digg y su blog oficial, la CEM señaló que la Iglesia católica en México reconoce todas las opciones políticas que existen en el país y a sus representantes, e insistió en el respaldo al jerarca católico ante la “filtración inverosímil de Wikileaks”.

En su página electrónica y Twitter, la conferencia de obispos difundió un comunicado de la arquidiócesis de Guadalajara e hizo eco de que es absolutamente falso que el cardenal Sandoval haya pedido detener a López Obrador.

Destacó también que el respeto es la base del entendimiento entre los seres humanos, mientras Carlos Aguiar Retes, presidente de la CEM, señaló en Twitter que México exige ética y moral para evitar la descomposición social. México quiere vida y no muerte, anhela futuro y esperanza, pero no hizo mención a las revelaciones de Wikileaks.

Asimismo, el Episcopado indicó que confía en las aclaraciones hechas por la arquidiócesis Guadalajara y expuso que ni la Iglesia católica ni alguno de sus miembros tendría un proceder como el que manifiesta Wikileaks.

En la página de la CEM, el arzobispado de Guadalajara aseguró que al cardenal no le interesa intervenir ni involucrarse en los asuntos políticos del país, y añadió que de esto puede dar cuenta López Obrador, por las ocasiones en las que se ha entrevistado con el purpurado, a petición del mismo. Remarcó también que entre ellos siempre ha existido una relación de respeto mutuo y afirmó que Sandoval Íñiguez valora el trabajo de la izquierda, necesario para el debate político en la nación, aun sin concordar en algunos puntos.

Tanto la CEM como la arquidiócesis hicieron hincapié en que el tema que el jerarca trató con el diplomático estadunidense fue el eventual apoyo para la construcción del santuario de los mártires, respaldo que jamás se recibió.

Coincidieron en que lo expresado por el cable es una calumnia que busca enrarecer aún más el clima político del país, por lo que consideran una irresponsabilidad hacer pública una información falsa por el daño que pueda provocar en el ánimo de los ciudadanos.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks