Política
Ver día anteriorSábado 23 de julio de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Prueba las irregularidades del proceso comicial, afirma diputado

Condenan PRD y PT actos de Sandoval en campaña de 2006

Embestida de un sector del clero para frenar a la izquierda: Zambrano

Foto
El cardenal Juan Sandoval Íñiguez, en imagen de archivoFoto Francisco Olvera
Alma E. Muñoz y Juan Carlos G. Partida
 
Periódico La Jornada
Sábado 23 de julio de 2011, p. 8

Jesús Zambrano, presidente nacional del PRD, señaló que la petición que formuló el cardenal Juan Sandoval Íñiguez a Washington para frenar el avance de Andrés Manuel López Obrador en 2006 comprueba que el ala conservadora del clero católico, encabezada por el arzobispo de Guadalajara, formó parte de toda esa embestida para contener el desarrollo de la izquierda en nuestro país.

La Jornada publicó el contenido de un cable de Wikileaks redactado por la embajada de Estados Unidos en el Vaticano, en el cual se subraya que al cardenal le preocupaba el avance de la izquierda en Latinoamérica, por lo que pidió ayuda a Washington para bloquear al entonces abanderado de la coalición Por el Bien de Todos.

El dirigente del PRD dijo que “afortunadamente las instituciones –debido a las reformas constitucionales y legales que se han hecho– están blindadas contra estas incursiones indebidas y fácticas de sectores de la sociedad”.

En tanto, el diputado federal Enrique Ibarra Pedroza, representante en Jalisco de las redes de apoyo a López Obrador, consideró gravísimo que el cardenal Sandoval Íñiguez reviviera estampas del siglo XIX.

Es una desmesura del prelado pedir la intervención del entonces presidente estadunidense George W. Bush para frenar la posibilidad de un gobierno de izquierda y de contenido social en México, pues esta situación recuerda cuando algunos mexicanos pidieron apoyo a Napoleón III, el gobernante más poderoso de una época del siglo antepasado, para que los liberales fueran desplazados, comentó el legislador del Partido del Trabajo.

La comunicación de la embajada estadunidense, dijo, es una prueba más de la ilegalidad e irregularidad en que se envolvieron los comicios presidenciales en 2006, porque Sandoval es un ciudadano con derecho a votar pero la Constitución impide a los ministros de culto hacer proselitismo y denostar a los participantes en procesos electorales.

“Es una afrenta y una injerencia delicada pero no es nuevo que Sandoval esté en polémicas de esta naturaleza, pues ya instó a los ciudadanos a no votar por la izquierda en 2009 ante las políticas de tolerancia a las uniones homosexuales en el Distrito Federal, y también dijo que el gobierno de Marcelo Ebrard había ‘maiceado’ a los ministros de la Suprema Corte para que convalidaran la legislación en esa materia”, agregó.

Según Ibarra Pedroza, el que Sandoval conferenciara en 2006 con López Obrador como argumenta la arquidiócesis de Guadalajara, no desmiente la filtración de Wikileaks ni las entrevistas de Felipe Calderón en la embajada de Estados Unidos para pedir apoyo ante la efervescencia que causó el conflicto poselectoral.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks