Sociedad y Justicia
Ver día anteriorJueves 4 de agosto de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Conservadores, los datos oficiales sobre personas pobres, señalan académicos y ONG
Emir Olivares y Carlos García
Reportero y Corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 4 de agosto de 2011, p. 41

Los datos sobre el incremento en el número de personas que viven en condiciones de pobreza en el país son conservadores, porque son 87 millones de individuos que se encuentran en esta situación, advirtió David Lozano, del Centro de Análisis Multidisciplinario de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México; en tanto, Yoloxóchitl Bustamante, directora del Instituto Politécnico Nacional (IPN), dijo que México está igual o peor que en los años 30.

De 2008 a 2010 los pobres pasaron de 48.8 a 52 millones, según la medición oficial de la pobreza, realizada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), por lo que es necesaria una política de Estado que genere desarrollo económico, empleos y oportunidades. Al mismo tiempo debe haber una estrategia de impulso a la educación, advirtió la académica durante la inauguración de la Feria del Libro del IPN en la explanada de la Alhóndiga de Granaditas.

Éste es un binomio que necesitan los dos elementos para ir revirtiendo el efecto de la pobreza, expresó. También se deben generar empleos bien remunerados, porque en 2011 hay muchos mexicanos cuya prioridad es sobrevivir.

Por separado, David Lozano explicó que la cifra de 87 millones resultó de diversos estudios que aplican la metodología de la Organización Internacional del Trabajo y del Banco Mundial que toman en cuenta diversos factores, como los ingresos de las personas y si su trabajo es formal o informal. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, 54 por ciento de la población ocupada en el país trabaja en la informalidad, por lo que carecen de prestaciones de salud, vivienda y pensiones.

El especialista agregó que la Organización de Naciones Unidas y el Banco Mundial especificaron que los salarios bien remunerados representan un factor que influye en la reducción de la pobreza. Sin embargo, en México, de abril de 2010 a abril de 2011, el salario para los trabajadores de transnacionales cayó 23 por ciento.

Carlos Rodríguez, sacerdote jesuita e integrante del Centro de Reflexión y Acción Laboral (Cereal), consideró que el informe del Coneval debería provocar una toma de conciencia en los legisladores con miras a la próxima discusión del Presupuesto de Egresos. No pueden seguir destinando fuertes cantidades para seguridad pública, el Ejército y la Marina en lugar de enfocarlos a los rubros de educación, salud y empleo, expresó

Consideró que se requiere modificar la política económica que en los recientes 20 años dejó de atender elementos fundamentales como el incremento salarial de los trabajadores, y el acceso y calidad a la educación y la salud.

(Con información de Itza Varela.)

Añadir un comentario