Mundo
Ver día anteriorSábado 6 de agosto de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Es una victoria, afirman; los agentes no les impidieron el paso

Indignados reconquistan la Plaza del Sol
Foto
Miles de eufóricos manifestantes celebran el retorno de las protestas a la madrileña Puerta del SolFoto Reuters
Dpa
 
Periódico La Jornada
Sábado 6 de agosto de 2011, p. 27

Madrid, 5 de agosto. Tras cuatro días de intentos sin éxito, los indignados reconquistaron esta noche la Puerta del Sol de Madrid, símbolo y epicentro de las protestas ciudadanas que se iniciaron el 15 de mayo, y exigieron un cambio en el modelo político y social de una España en crisis económica.

Esto es una victoria, gritaron los manifestantes, que fueron recibidos con aplausos por la gente que estaba en el momento de su ingreso. Miles de personas –5 mil según medios de información– llegaron al kilómetro cero de la capital española. Los agentes que custodiaban los accesos no les impidieron el paso esta vez.

Esta noche ha salido el Sol, corearon. La plaza es del pueblo. Hoy tenemos mucho que celebrar. Esta batalla la hemos ganado, aseguraron en un manifiesto.

El triunfo en la céntrica plaza se produjo después de una manifestación que desde Atocha recorrió el Paseo del Prado y el de Recoletos hasta llegar al Ministerio del Interior, en la calle Castellana, donde anoche la policía cargó contra los indignados, en una acción que dejó 20 heridos.

Desde el ministerio, fuertemente custodiado por policías, partieron hacia la Puerta del Sol, mientras en Barcelona y Valencia se celebraban también manifestaciones en solidaridad con el movimiento en Madrid.

Frente al Ministerio de Interior el movimiento ha demostrado que no es violento, los únicos violentos son ellos, decía un manifestante en alusión a la policía y las autoridades que aprobaron el desalojo del martes pasado.

Ese desalojo fue el detonante para que el movimiento se lanzara de nuevo a las calles de Madrid. Desde entonces, los indignados intentaron a diario y sin éxito recuperar la Puerta del Sol.

La policía la mantuvo blindada hasta ayer, cerrándola a todo peatón antes del inicio de cada protesta de los indignados. Hoy, sin embargo, las autoridades decidieron no volver a cortar el paso, aunque advirtieron que no se tolerará ninguna acampada más.

El movimiento anunció que denunciará las agresiones policiales del jueves por la noche, que arrojaron un saldo de 20 heridos –siete de ellos agentes– y cuatro detenidos, entre ellos un periodista.

En defensa de la acción policial salió hoy el ex vicepresidente y ex ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba. Doscientas personas no pueden poner patas arriba la ciudad, dijo en Soria el candidato a la presidencia del Partido Socialista Obrero Español. Si las manifestaciones son pacíficas, la policía es tolerante porque es inteligente. Pero si hay violencia, tiene que actuar, afirmó el aspirante que se medirá en las elecciones del 20 de noviembre.

Los indignados demandaron, en tanto, la inmediata dimisión de su sucesor, el ministro del Interior Antonio Camacho, y de la delegada del gobierno español en Madrid, Dolores Carrión.

La actuación de anoche era evitable y se debió evitar, dijo un portavoz de los indignados en la primera rueda de prensa que ofrece el movimiento desde su nacimiento. Aseguró que la manifestación del jueves por la noche fue pacífica y denunció que la policía cargó de forma repentina y desproporcionada.