Mundo
Ver día anteriorLunes 8 de agosto de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Disturbios en un barrio de Londres; más de 40 detenidos
Afp, Dpa y Reutes
 
Periódico La Jornada
Lunes 8 de agosto de 2011, p. 31

Londres, 7 de agosto. Autoridades británicas informaron del arresto de 48 personas por delitos como desorden, allanamiento de morada y robo, luego de enfrentamientos la noche del sábado entre manifestantes y agentes en el barrio de Tottenham, al norte de Londres, originados por la muerte –que será investigada– de un hombre a manos de la policía local.

Cerca de 200 personas lanzaron proyectiles, botellas y bombas molotov contra agentes antidisturbios cerca de la estación de policía de Tottenham, barrio de minorías étnicas con la mayor tasa de desempleo en la capital británica, después de que una manifestación por la muerte de Mark Duggan, de 29 años y padre de cuatro hijos, se salió de control.

Los manifestantes lanzaron piedras y botellas a los policías y atacaron edificios y bancos de los que arrancaron varios cajeros automáticos.

También saquearon tiendas de electrodomésticos y un supermercado, e incendiaron casas de las que apenas quedaron los muros, así como tres vehículos de la policía.

Imágenes de televisión mostraron un autobús de dos pisos en llamas rodeado de manifestantes, y a jóvenes encapuchados lanzando piedras y proyectiles a un coche de policía abandonado.

Huyen de Tottenham

La prensa informó que algunos residentes locales debieron salir de sus casas para escapar de la violencia.

La policía reportó que la tarde del sábado muchas redes sociales en Internet llamaron a la violencia en este barrio, que presenció un disturbio similar en 1985.

Entonces, 500 jóvenes se lanzaron a las calles y, tras una intervención policial en la que murió un civil, un policía fue ultimado a golpes.

Un vocero del primer ministro David Cameron y Theresa My, ministra del Interior, dijeron que los disturbios en Tottenham son totalmente inaceptables.

Downing Street añadió que no hay justificación para los enfrentamientos ni para los daños a propiedad ajena.

En tanto, Adrian Hankstock, de Scotland Yard, dijo que el saldo fue de 26 policías y tres civiles heridos, y que los responsables serán llevados ante la justicia.

Los disturbios fueron controlados la mañana del domingo, después de esporádicos enfrentamientos, aunque persistieron algunos problemas en las zonas aledañas, como edificios de los que salían columnas de humo, piedras que obstruían las calles y alarmas de negocios saqueados.

Mientras las autoridades achacaron los hechos a la muerte de Duggan, ultimado en un taxi durante un intercambio de disparos con un policía de Scotland Yard, en una operación contra el crimen organizado, residentes de Totenham atribuyeron los disturbios al enojo de la gente por las dificultades financieras.

El barrio, donde proliferan las bandas juveniles, tiene antecedentes de tensión racial, con jóvenes locales que resienten el comportamiento de la policía.

La última vez que hubo disturbios en Londres fue el año pasado, cuando universitarios protestaron por los planes del gobierno para incrementar las colegiaturas.