Economía
Ver día anteriorLunes 15 de agosto de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

En manifiesto, 630 expertos reclaman desarrollo social más justo

Mercados e ideas neoliberales, culpables de la recesión europea: economistas franceses
Dpa
 
Periódico La Jornada
Lunes 15 de agosto de 2011, p. 27

París, 14 de agosto. ¿Quién es responsable de la crisis financiera? Para prestigiosos economistas franceses la respuesta está clara: el poder de los mercados y la creencia en los principios neoliberales. Tras el filósofo Stéphane Hessel, ahora son los economistas franceses quienes se indignan. En su Manifiesto de economistas aterrados, firmado por 630 expertos, no sólo critican, como hace Hessel en su ¡Indignaos!; también proponen alternativas concretas.

El manifiesto vio la luz hace más de medio año, pero es ahora cuando la opinión pública lo descubrió.

Al igual que el texto de Hessel, el manifiesto economista se difundió al principio con lentitud. Pero desde hace poco, el libro de 69 páginas (que se puede comprar por 5.50 euros/7.8 dólares) ocupa el segundo puesto de la lista de bestseller, con 70 mil ejemplares vendidos. Sólo le supera ¡Indignaos!, que en Francia se convirtió en un éxito de ventas.

Para los cuatro autores del texto –Philippe Askenazy, André Orléan, Henri Sterdyniak y Thomas Coutrot–, la crisis actual es más que una crisis económica cíclica. En el libro hablan de una crisis social, con consecuencias ecológicas y políticas a escala global.

Los autores reclaman un control de los mercados financieros en favor de un desarrollo social más justo. No en vano, Coutrot es asesor de la división francesa de Attac (Asocación para la tasación de las transacciones financieras y para la acción ciudadana).

Los mercados financieros son eficientes: ése es el primer lugar común que los economistas galos quieren rebatir. Según ellos, la ley de la oferta y la demanda no funciona en esos mercados, ya que cuando el precio de las acciones o derivados sube, la demanda no baja. Más bien ocurre lo contrario: la espiral de precios atrae cada vez más compradores, lo que provoca una burbuja especulativa y una subida de los precios.

Para contrarrestar esa tendencia, los cuatro economistas proponen, entre otras cosas, prohibir la especulación para beneficio propio a los bancos e imponer un control a los flujos internacionales de capital.

¿Protege el euro de la crisis? ¿Será la crisis griega el principio de la creación de un gobierno económico europeo? El libro aborda todas estas cuestiones desde un punto de vista crítico.

Btn rs