Sociedad y Justicia
Ver día anteriorSábado 27 de agosto de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Obligación de padres y niños participar en el combate al bullying

Propone la SEP estándares de conducta para alumnos del DF

Presentan carta de derechos y deberes, que cubre vacío documental

Foto
Alumnos pelean en broma afuera de una escuela secundaria en el Distrito Federal. Imagen de archivoFoto Carlos Cisneros
Laura Poy y César Arellano
 
Periódico La Jornada
Sábado 27 de agosto de 2011, p. 42

A partir de septiembre, la Secretaría de Educación Pública (SEP) aplicará, como parte del Marco para la Convivencia Escolar, la denominada Carta de Derechos y Deberes de las Alumnas y los Alumnos, cuyo objetivo es establecer las prerrogativas de los menores en las escuelas, pero también especificar que ante cualquier violación a la norma se deberán acatar las sanciones correspondientes.

Dividido en diez derechos y deberes, el documento, que será de lectura obligada y requiere la firma de aceptación de los escolares por medio de un convenio, señala como obligación de los estudiantes, desde prescolar a secundaria en el Distrito Federal, participar en acciones de prevención de agresionesn o de cualquier tipo de acoso escolar, así como en la construcción de un ambiente libre de violencia.

Además, se comprometerán a cumplir el Marco para la Convivencia Escolar y a acatar las sanciones en caso de incumplimiento de las normas, los menores deberán conducirse con honestidad académica, proporcionar sólo información veraz y oportuna al personal de la escuela y a sus padres o tutores, pues se establece como un deber del estudiante no difamar ni insultar a otros ya sea de forma verbal, escrita o por medios electrónicos.

En entrevista, Luis Ignacio Sánchez, titular de la Administración Federal de Servicios Educativos del Distrito Federal (AFSEDF), señaló que con esta propuesta se busca reforzar las medidas de seguridad en los planteles, pues en la actualidad no existe una norma en la materia, por lo que aseguró que se cubrió un vacío documental.

En la carta se estipula que los alumnos de educación básica de la zona metropolitana tienen el derecho de no sufrir ningún tipo de discriminación por raza, credo, color, género, religión, estatus migratorio, posición económica o pensamiento político. Así como tener un ambiente de aprendizaje sano, seguro y tolerante, sin acoso, malos tratos, violencia, adicciones o sectarismo.

Como base de sus derechos se especifica que podrán acudir a la escuela y recibir educación pública, gratuita e inclusiva desde prescolar hasta tercero de secundaria; también se garantiza una formación pertinente para alumnos con barreras para el aprendizaje, sobresalientes o con alguna discapacidad.

Todos los escolares deberán ser tratados con amabilidad y respeto a su dignidad por el personal educativo, pero también deberán estar informados del comportamiento que se espera de ellos dentro de la escuela y las consecuencias en caso de transgresión, pues se establece que serán sujetos a una valoración de su comportamiento en función de las normas.

También conocerán los criterios de evaluación para cada área o asignatura impartida en la escuela, así como los requisitos para ser promovido, pues deberán ser notificados a tiempo de la posibilidad de reprobar una materia o grado.

En el Marco para la Convivencia Escolar se establece que una vez entregados y discutidos la carta de derechos y los estándares de conducta, tanto alumnos –con excepción de los de prescolar– como padres de familia deberán firmar los denominados acuerdos para la convivencia y de corresponsabilidad, mismos que serán renovados cada inicio de ciclo.

El propósito de este acuerdo, sostiene la SEP, es tener un marco de certidumbre en el que toda la comunidad, principalmente los alumnos, conozcan sus derechos y deberes, y se comprometan a respetarlos. Donde cada estudiante sepa a ciencia cierta el comportamiento que se espera de él y esté al tanto de cuáles serán las consecuencias que tendrá que enfrentar en caso de no cumplirlo.

Añadir un comentario