Mundo
Ver día anteriorMartes 30 de agosto de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Comisión creada por Obama entrega informe preliminar sobre investigadores estadunidenses

Más de 80 muertos por experimentos médicos en Guatemala en los años 40

Las pruebas se realizaron en sectores vulnerables de población como presos y enfermos mentales

Afp y Reuters
 
Periódico La Jornada
Martes 30 de agosto de 2011, p. 22

Washington, 29 de agosto. Al menos 83 de las personas sometidas a experimentos médicos por científicos estadunidenses en Guatemala en la década de 1940 murieron, señaló este lunes la comisión que investiga los hechos a solicitud del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Unas 5 mil 500 personas participaron en estos experimentos, sin que se les informara en qué consistían; mil 300 fueron expuestas a una enfermedad venérea o inoculadas con ella, señaló Stephen Hauser, miembro de la comisión, al presentar las conclusiones preliminares.

De estos grupos, creemos que hubo 83 muertes, dijo Hauser. Es la primera vez que se esboza una cifra de decesos ligados a las pruebas, que se realizaron en sectores poblacionales vulnerables como presos, enfermos mentales, trabajadoras sexuales y niños, entre 1946 y 1948.

Hauser dijo que la Comisión Presidencial para el Estudio de Asuntos de Bioética aún no ha determinado a qué nivel estas muertes estuvieron directa o indirectamente relacionadas con los experimentos, pero se detectaron casos de infecciones y meningitis luego de las inoculaciones.

De las personas inoculadas con sífilis y gonorrea, sólo 700 recibieron alguna forma de tratamiento posteriormente, indicó Hauser.

La comisión, que por nueve meses ha revisado más de 125 mil documentos sobre estas pruebas realizadas con financiamiento de los oficiales Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), entregará a Obama su informe final en septiembre.

Los experimentos médicos, que buscaban probar la efectividad de medicamentos contra las enfermedades de transmisión sexual y la eficacia de los métodos de detección de esas dolencias, fueron un episodio inmoral de injusticia histórica, afirmó Amy Gutmann, jefa de la comisión.

Los investigadores del gobierno estadunidense debieron haber sabido que violaban normas éticas al infectar deliberadamente a la población vulnerable; los pacientes fueron tratados como material, señaló la comisión.

Obama encargó al grupo la investigación en noviembre pasado, un mes después de que salieron a la luz los experimentos, calificados de crímenes de lesa humanidad por el presidente de Guatemala, Álvaro Colom, cuyo gobierno inició su propias averiguaciones, que siguen en curso.