Economía
Ver día anteriorDomingo 4 de septiembre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Asegura el primer ministro que el país saldrá adelante; rechaza anticipar las elecciones

Regresan manifestantes al centro de Atenas; protestan contra la austeridad impuesta

El Estado planea vender su participación en la refinería más grande del país, señala funcionario

Reuters
 
Periódico La Jornada
Domingo 4 de septiembre de 2011, p. 25

Atenas, 3 de septiembre. Miles de manifestantes volvieron al centro de Atenas, por primera vez luego de las vacaciones de verano, para protestar por las impopulares medidas de austeridad impuestas a cambio de más fondos de rescate del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE), el mismo día en que el partido gobernante, el socialista, cumple 37 años.

El primer ministro, George Papandreou, descartó convocar a elecciones anticipadas y dijo que su gobierno tendrá éxito en sacar a Grecia de la crisis antes del final de su mandato en 2013. Los ciudadanos nos juzgarán en 2013. Para entonces, habremos logrado que Grecia salga de la crisis y habremos completado muchas reformas importantes, dijo Papandreou en una conferencia de su partido.

Sin embargo, tres sondeos de opinión mostraron que la principal formación de oposición, el partido Nueva Democracia, había ampliado su ventaja entre 0.6 y 5.1 puntos porcentuales frente al gobierno socialista, que ha visto desvanecerse su popularidad por la implementación de severas medidas de austeridad, tras la crisis financiera, cuya deuda asciendía a casi 300 mil millones de euros (476 mil 100 millones de dólares) o cerca de 150 por ciento de su producto interno bruto (PIB), a finales de 2010.

Una encuesta realizada por Alco para el diario Proto Thema, entre el 30 de agosto y el 2 de septiembre, mostró que cerca de 22.2 por ciento de los griegos votarían por Nueva Democracia, mientras que 17.4 le daría su apoyo a los socialistas de PASOK. En el último sondeo realizado en junio, el apoyo para Nueva Democracia fue de 21.3, mientras que PASOK obtuvo 19.6 de las preferencias.

En otra señal de que los griegos están hartos de la política de austeridad y del creciente desempleo, cerca de 75 por ciento de las personas entre 18 y 24 años dijeron que quieren dejar el país.

En tanto, el ministro de Medio Ambiente, George Papaconstantinou, señaló que Grecia podría vender su participación en la mayor refinería del país, Hellenic Petroleum, antes de lo que se pensó inicialmente.

El gobierno se comprometió a vender activos estatales a cambio de un paquete de rescate de 110 mil millones de dólares del FMI y la UE. El endeudado país busca recaudar 50 mil millones de euros a partir de privatizaciones. La venta de 35.5 de su participación en Hellenic Petroleum está prevista para el primer trimestre de 2012.

Hellenic Petroleum dirige refinerías en Grecia y Macedonia. Tiene una capitalización de mercado de mil 800 millones de euros. Las ventas de 55 por ciento de la participación en la empresa de gas natural DEPA y de 31 por ciento de las acciones del operador de gas natural DESPA continúan en la lista de privatizaciones del país programadas, para el último trimestre de este año, indicó Papaconstantinou.

En Berlín, Christian Lindner, secretario general de los Demócratas Libres, aliados minoritarios de la coalición de gobierno de la canciller Ángela Merkel, afirmó que el retraso de la negociación entre Grecia y los prestamistas internacionales golpea al euro.

El banco central griego entregó préstamos de emergencia a instituciones financieras locales en agosto y está listo para ofrecer más fondos si son necesarios, dijo el sábado su gobernador, George Provopoulos.

El programa denominado de Asistencia de Liquidez de Emergencia (ELA) consiste en préstamos efectuados por el banco central para bancos solventes pero sin liquidez.

Los bancos griego se han vuelto dependientes de la liquidez del Banco Central Europeo luego de ser apartados de los mercados abiertos debido a la crisis de la deuda soberana griega.

Algunos están escasos de garantías, luego de una serie de bajas crediticias sufridas por el país. Piraeus Bank ha sido el segundo prestamista de Grecia en admitir la necesidad de fondos de emergencia.

Desde el principio de la crisis fiscal, como parte de la zona euro, el Banco de Grecia aporta un respaldo significativo a la liquidez del sistema bancario, afirmó Provopoulos en una entrevista con el diario heleno Kathimerini.

Los bancos griegos han sido además afectados por importantes caídas de los precios de sus carteras de bonos del gobierno en el primer semestre, por su participación en un programa de intercambio voluntario de deuda (PSI) destinado a aliviar la carga financiera del país.