Ciencias
Ver día anteriorSábado 10 de septiembre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Impulsa Cinvestav uso de hadrones contra cáncer
Laura Poy
 
Periódico La Jornada
Sábado 10 de septiembre de 2011, p. 2

Científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional buscan impulsar el uso de la terapia de hadrones, técnica contra cierto tipo de cáncer poco accesible que ofrece la posibilidad de combatirlo de manera focalizada y muy precisa, con el potencial de reducir sustancialmente la probabilidad de reincidencia.

Guillermo Contreras Nuño, especialista en física del Cinvestav-Mérida, destacó que está técnica se emplea desde los años 90 en Europa, Asia y Estados Unidos, pero que aún no existe en Latinoamérica, situación que debemos revertir, afirmó, ya que serviría no sólo en el campo de la salud y la medicina, sino también en la industria y la creación de tecnología propia, por ejemplo: electrónica rápida, sistemas de control o de cómputo.

Menos daños colaterales

En un comunicado, el investigador del Departamento de Física Aplicada de la Unidad Mérida explicó que la terapia con protones, a diferencia de la tradicional, con fotones, no sólo reduciría el número de sesiones, ya que pueden aplicarse con mayor frecuencia, sino que permitiría atacar ciertos tipos de cáncer inaccesibles por otros métodos, como en el de cerebro o del nervio óptico, además de no dañar zonas adyacentes.

Indicó que hay casos de niños con cáncer cerca de la columna o en las glándulas (generadoras de hormonas), que al recibir tratamiento ven afectados dichos órganos, e incluso en el caso de las glándulas sexuales el daño puede resultar muy grave o generar otro tipo de la misma enfermedad.

En México, refirió, cada año se detectan 100 mil personas con cáncer, y una instalación especializada en terapia de hadrones atendería de 500 a mil personas, es decir, uno por ciento de la población enferma. Por lo que se debe evaluar el costo beneficio, como hicieron los más de 20 países en el mundo que tienen instalados en conjunto cerca de 30 centros de terapia de hadrones.