Sociedad y Justicia
Ver día anteriorSábado 10 de septiembre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Especialista de la UNAM destaca detonantes multifactoriales

Suicidio, tercera causa de muerte entre jóvenes de 15 a 24 años
Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Sábado 10 de septiembre de 2011, p. 39

El suicidio tiene causas multifactoriales, como depresión; desesperanza; problemas económicos, laborales, escolares o familiares; consumo de drogas y/o alcohol; incluso, factores genéticos, aseveró Jacqueline Cortés, investigadora del Departamento de Siquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina de la UNAM.

La víspera del Día Internacional contra el Suicidio, dijo que aunque las mujeres intentan suicidarse en mayor proporción que los hombres, éstos son más eficaces en el propósito, pues ellas utilizan métodos poco letales (intoxicación y corte superficial de muñecas); los segundos optan por armas de fuego o estrangulamiento.

Los datos más recientes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía muestran que en 2009 en México hubieron 5 mil 190 suicidios (4 mil 201 fueron de hombres y 989 de mujeres); los jóvenes de 15 a 24 años son el sector más vulnerable, pues ocupa la tercera causa de muerte después de los accidentes viales. Otras cifras relevan que esa acción es la segunda causa de muerte entre las mujeres de 15 a 19 años.

Información del Instituto Nacional de Siquiatría demuestra que en una década este fenómeno se incrementó en 150 por ciento en niños de cinco a 14 años y 74 por ciento entre los jóvenes de 15 a 24. En tanto, la Organización Mundial de la Salud estima que cada año mueren en el planeta alrededor de un millón de personas por esta causa, casi 3 mil al día. En México el estrangulamiento es el método y a escala global se usan más las armas de fuego.

Sin embargo, sostuvo Cortés, las cifras son variables ya que existe un subregistro del fenómeno, pues está muy estigmatizado, sobre todo en el ámbito religioso.

Los sectores más vulnerables, dijo, son jóvenes y adolescentes, así como los adultos mayores de 65 años. Si llegamos a identificar en personas cercanas síntomas depresivos, ansiedad, abuso de alcohol o drogas, entre otros, se debe acudir de inmediato con el especialista.