Ciencias
Ver día anteriorViernes 23 de septiembre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Thomson Reuters da a conocer sus predicciones para los premios en las áreas científicas

El trabajo sobre la acción fantasmal de Einstein encabeza lista hacia los Nobel

Alain Aspect, John Clauser y Anton Zeilinger, favoritos al de física, y Brian Druker, Nicholas Lydon y Charles Sawyers, al de Medicina por aporte contra la leucemia, según analistas

Reuters
 
Periódico La Jornada
Viernes 23 de septiembre de 2011, p. 2

Londres, 21 de septiembre. Investigadores que desarrollaron innovadoras drogas contra la leucemia descubrieron los dendrímeros y se adentraron en las complejidades de lo que Einstein llamó acción fantasmal se encuentran entre las principales predicciones de Thomson Reuters para ganar el premio Nobel de ciencias.

La previsión anual de David Pendlebury, experto en el Nobel, se realiza con datos de la compañía Web of Knowledge sobre la frecuencia en que se usan los trabajos publicados de un científico y se citan como base para una mayor investigación por otros especialistas.

En la comunidad científica, las citas (...) pueden servir de otra forma de revisión de pares, dijo Pendlebury, analista de los servicios de investigación de Thomson Reuters.

Cuánto más citado es un científico, más respetado tiende a ser el autor entre sus pares, lo que puede ser un predictor de premios como el Nobel, añadió.

Los ganadores de los premios Nobel 2011 se anunciarán a principios de octubre y por lo menos una de las selecciones de la lista de Pendlebury ha ganado todos los años.

Entre los favoritos de Thomson Reuters para el premio de Medicina hay tres científicos de Estados Unidos: Brian Druker, Nicholas Lydon y Charles Sawyers, que descubrieron y desarrollaron innovadores fármacos llamados imatinib y dasatinib para el tratamiento de la leucemia mieloide crónica (LMC).

Las llamadas drogas inhibidoras de la tirosina quinasa, como imatinib, comercializada por la farmacéutica suiza Glivec o Gleevec, y desatinib, vendida por Bristol-Myers Squibb, como Sprycel, han transformado el tratamiento de la LMC y se les atribuye convertir un cáncer fatal en una enfermedad manejable.

“Fue un descubrimiento fundamental en Medicina (...) con un resultado fantástico, que con frecuencia es referido en términos de ‘bala mágica’”, dijo Pendlebury. Realmente ha dado un nuevo paradigma para el tratamiento del cáncer, agregó.

Señaló que Druker, Lydon y Sawyers obtuvieron por su trabajo el premio Lasker 2009, considerado un buen indicador de los ganadores del Nobel. Me parece que todo está dirigido a un premio Nobel por este descubrimiento, afirmó.

Pioneros

También en la lista de Medicina de Pendlebury están Robert Langer y Joseph Vacanti, quienes fueron pioneros en medicina regenerativa y fundaron en 2005 la compañía InVivo Therapeutics para desarrollar tratamientos con células madres para personas con lesiones en la médula espinal.

Para Química, Pendlebury apuntó a Jean Frechet y Donald Tomalia, quienes descubrieron los dendrímeros –especie de pequeños compuestos sintéticos que pueden ser diseñados para su uso en medicina, electrónica e industrias de materiales– y a Martin Karolus por ser pionero en simulaciones de la dinámica molecular de biomoléculas.

Los Nobel con frecuencia son otorgados a grupos de tres investigadores, por lo que el científico francés Alain Aspect, el estadunidense John Clauser y el austriaco Anton Zeilinger pueden tener una posibilidad de recibir el de Física por su trabajo sobre el entrelazamiento cuántico, idea que un exasperado Albert Einstein describió una vez como acción fantasmal a distancia.

El entrelazamiento cuántico implica la teoría de que las partículas pueden estar conectadas de tal manera que cambiar el estado de una afecta a la otra al instante, incluso cuando están a kilómetros de distancia.

Computadoras cuánticas

El entrelazamiento desempeña un papel importante en el desarrollo de computadoras cuánticas superrápidas, que los científicos creen que podrían superar a las convencionales por ser capaces de probar a la vez muchas soluciones posibles a un problema.

Aspect, Clauser y Zeilinger confirmaron el fenómeno del enredo en una serie de experimentos sofisticados durante las décadas de 1970, 1980 y 1990, y en 2010 ganaron el Premio Wolf de Física por su trabajo.

Si bien una descripción completa como la que Einstein quería todavía no está en el bolsillo de nadie, estos experimentos han sido fundamentales en la física del siglo XX, dijo Pendlebury.

Ellos han confirmado la acción fantasmal a distancia; creo que Einstein seguiría molesto de que no haya una mejor explicación de cómo corre esto, afirmó.