Mundo
Ver día anteriorMiércoles 28 de septiembre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Advierten que mantendrán las movilizaciones y que no volverán a las clases

Estudiantes chilenos aceptan sentarse a la mesa de diálogo con el gobierno de Piñera
Enrique Gutiérrez
Corresponsal y agencias
Periódico La Jornada
Miércoles 28 de septiembre de 2011, p. 21

Santiago, 27 de septiembre. La Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) resolvió hoy sumarse a una mesa de diálogo con el gobierno al aceptar las garantías del Ejecutivo, pero advirtió que mantendrán sus movilizaciones y sin regresar a las clases del segundo semestre académico, informó al cierre de esta edición el periódico La Tercera.

Después de más de cuatro meses de que estallaron las protestas, las 36 federaciones que integran la Confech dieron a conocer su decisión general que no fue unánime. Además, seis universidades rechazaron el cierre del semestre, mientras que otras 30 confirmaron que terminarán el primer periodo académico. También se ratificó el paro nacional para el jueves y marchas en Valparaíso y Concepción.

Seremos parte de este espacio (de diálogo) para continuar nuestra lucha constante por la gratuidad de la educación chilena y su democratización, como ejes centrales para construir un sistema público de calidad, declaró el dirigente estudiantil Georgio Jackson, ante medios de prensa.

Estamos expectantes para ver qué resoluciones tomarán las distintas federaciones, para que se apruebe instaurar la mesa, ojalá se pueda empezar a trabajar mañana, había señalado poco antes la vocera de la Confech, Camila Vallejo. Dijo que ellos tienen interés en influir en la partida de educación de la ley de presupuesto 2012, que se prevé ingrese al Congreso a más tardar el viernes.

La discusión de los estudiantes se da luego de que el fin de semana el gobierno derechista de Sebastián Piñera flexibilizó su postura al quitarle la urgencia a los proyectos de ley sobre educación que envió al Congreso, reprogramó calendarios escolares y movió el cierre del semestre universitario.

Uno de los puntos centrales son los proyectos de ley, que rebajan de 5.6 a 2 por ciento el interés de un crédito privado avalado por el Estado y que sirve a los universitarios para pagar las cuotas. Lo anterior permitiría la renegociación de la deuda de unos 110 mil estudiantes con atrasos en sus pagos, cuya deuda media es de unos 5 mil dólares.

El problema de la educación data de la época de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), que impuso el actual sistema. En tanto, desde el estallido de las protestas a comienzos de mayo, los estudiantes cuentan con un alto apoyo ciudadano de entre 75 y 80 por ciento, y que de paso ha reducido, según encuestas, la aprobación a Piñera a 22 por ciento.