Opinión
Ver día anteriorMiércoles 28 de septiembre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Es uno de los ocho desaparecidos en ese estado

Identifican en Zacatecas osamenta de un cazador
Alfredo Valadez Rodríguez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 28 de septiembre de 2011, p. 7

Zacatecas, Zac., 27 de septiembre. Arturo Nahle García, procurador de Justicia de Zacatecas, confirmó en conferencia de prensa que con estudios de genética forense se logró establecer en forma directa un perfil positivo que corresponde en específico al señor Ernesto Cordero Anguiano, de 37 años de edad, uno de los ocho cazadores del municipio de León, Guanajuato, desaparecidos en territorio zacatecano desde diciembre pasado.

El funcionario indicó que en la fosa descubierta a principios de julio de este año en el predio Las Negritas, del municipio de Calera, existen centenares de fragmentos diminutos de huesos humanos, muchos de ellos calcinados y deteriorados por la humedad y organismos de la fauna cadavérica.

Tras la identificación del cazador leonés se espera encontrar los restos de las siete personas que lo acompañaban: Diego Cordero Anguiano, de 47 años (hermano de Ernesto); Juan Diego Cordero Valdivia (22); Alan Josué Bocanegra López (19); Sergio Sánchez Pérez (32); Mario Alberto Reyes (26); José Javier Martínez (46), y Héctor González Cervantes (37).

Recordemos que cada ser humano tiene 210 huesos y aquí estamos hablando de fragmentos muy diminutos, dijo el procurador zacatecano.

Asimismo, afirmó que sólo uno por ciento de todos los huesos encontrados son susceptibles de identificación. Estamos hablando de unos 40 o 45 huesos a los que se les pudo sacar el perfil genético.

Afirmó que ya están presos en el penal de Cieneguillas siete policías preventivos del municipio de Joaquín Amaro –quienes levantaron a los cazadores–, acusados de plagio, robo calificado y asociación delictuosa, así como Juan Carlos Lozano Sandoval, presunto integrante de Los Zetas, detenido en el municipio de Jalpa en posesión de la camioneta Suburban en la que viajaban los cazadores de Guanajuato.

Nahle recordó que el pasado 9 de febrero el Ejército abatió en el municipio de Tabasco, Zacatecas, a ocho sicarios, quienes se encontraban en posesión de algunas pertenencias de los cazadores guanajuatenses. En ese enfrentamiento los delincuentes murieron. Ellos, presume el procurador, habrían sido los asesinos de los cazadores.