DIRECTORA GENERAL: CARMEN LIRA SAADE
DIRECTOR FUNDADOR: CARLOS PAYAN VELVER
SUPLEMENTO MENSUAL  DIRECTOR: IVAN RESTREPO  
EDICIÓN: LAURA ANGULO   3 DE OCTUBRE DE 2011 
NUMERO ESPECIAL


Portada

Presentación

El arrecife de cabo Pulmo: su importancia ecológica y para la conservación
Héctor Reyes Bonilla

Cabo Pulmo, una apuesta por la conservación
Meredith de la Garza

La ballena jorobada y otros cetáceos en la región de Los Cabos en el Golfo de California
Jorge Urbán R. y Lorenzo Rojas-Bracho

El punto de vista del Centro Mexicano de Derecho Ambiental

La opinión de WWW-México/Sistema Arrecifal Mesoamericano
Omar Vidal

Un científico de prestigio internacional opina sobre cabo Pulmo

Los beneficios de las reservas marinas
Octavio Aburto

Vida y turismo en Cabo Pulmo
David Iván Castro Arvizu


Números anteriores


Correo electrónico:

cecodes@laneta.apc.org

  

La ballena jorobada y otros cetáceos en la región de Los Cabos en el Golfo de California

Jorge Urbán R.
Profesor-investigador del Departamento de Biología Marina

Universidad Autónoma de Baja California Sur

Lorenzo Rojas-Bracho
Coordinador de Investigación y Conservación de Mamíferos Marinos
Instituto Nacional de Ecología

Fotografías: ©Jorge Urbán/PRIMMA/UABCS
Contacto: Jorge Urbán R. jurban@uabcs.mx


Ballena azul



Cachalote


Orca


Calderón de aletas cortas


Delfín común de rostro largo

Las ballenas, delfines y marsopas, es decir, los cetáceos (orden Cetacea) comprenden al menos 86 especies y están divididos en dos subórdenes: 1) los cetáceos con barbas (misticetos), ballenas especializadas en filtrar su alimento por medio de unas placas de queratina (barbas) que penden del paladar, y comprenden 14 especies, y 2) los cetáceos con dientes (odontocetos), representados en el mundo por 72 especies.

La costa suroccidental del Golfo de California (la región comprendida entre la isla Espíritu Santo y cabo San Lucas) es la que ofrece mayor riqueza de especies de cetáceos de las costas de México, y una de las más ricas del mundo. Estamos hablando de siete especies (50 por ciento) de cetáceos barbados y 19 (26 por ciento) de cetáceos dentados. En total, en esta parte del Golfo de California se tiene registro del 30 por ciento de todas las especies de cetáceos conocidas en el mundo.

Esta gran diversidad se debe a sus diferentes ambientes, con aguas tropicales en el verano, templadas en el invierno; una plataforma continental angosta que permite grandes profundidades cerca de la costa y una alta productividad producida por la influencia de vientos, corrientes submarinas y el talud continental. La riqueza específica de estos cetáceos convierten a dicha región en una de las más importantes para la conservación de la biodiversidad de cetáceos del mundo.

De las 26 especies de cetáceos que se han observado en estas costas, algunas son muy raras y sólo se han registrado esporádicamente. Es el caso de la ballena franca del Pacífico Norte (Eubalaena japonica), el rorcual de Minke (Balaenoptera acutorostrata) y el zífido de Longman (Indopacetus pacificus).

En cambio otras, como el delfín común de rostro corto y el de rostro largo (Delphinus delphis y D. capensis), los tursiones (Tursiops truncatus), los cachalotes enanos (Kogia sima), el zifio de Cuvier (Ziphius cavirostris), el cachalote (Physeter macrocephalus), la orca (Orcinus orca), el calderón de aletas cortas (Globicephala macrorhynchus) y el rorcual tropical (Balaenoptera edeni) son habitantes regulares durante todo el año.

En la temporada invernal también es posible observar tres especies de ballenas migratorias: la ballena azul (Balaenoptera musculus), la gris (Eschrichtius robustus) y la jorobada (Megaptera novaeangliae). Esta última es un caso especial pues es el cetáceo más frecuente en la región.

Todas las especies de cetáceos que habitan en esa parte de nuestro país se encuentran bajo alguna categoría de protección dentro de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre (CITES) y la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT.


Macho compitiendo

La ballena jorobada

Científicamente denominada Megaptera novaeangliae, mide 16 metros de longitud y pesa 40 toneladas cuando adulta. Es una especie cosmopolita y migratoria. Su distribución se extiende desde los trópicos hasta el margen de los hielos subpolares. En el verano, en altas latitudes, las ballenas jorobadas para alimentarse forman grupos relativamente estables con cooperación y división del trabajo entre ellas.


Aleta caudal de ballena jorobada

En contraste, durante la temporada invernal, cuando están en México, casi no se alimentan, pero dan a luz y cuidan a sus crías y hay una fuerte competencia entre los machos por la búsqueda y monopolización de hembras con las cuales aparearse. En general, en la fase invernal realizan despliegues en superficie como saltos, recargones, coletazos laterales, así como golpes con las aletas pectorales.

Las agrupaciones más comunes durante su época de reproducción son:
Solitarios: animales jóvenes y/o adultos de ambos sexos que transitan entre agrupaciones.

Cantores: machos adultos solitarios que permanecen en un área por varias horas emitiendo los sonidos estructurados denominados “cantos”. Los cantos se emiten a profundidades relativamente bajas (20 m) en periodos de 10-30 minutos entre los cuales el cantor sale a respirar.


Salto de ballena jorobada


Madre y cría de ballena jorobada

Hembras con su cría recién nacida.

Hembras con su cría y una escolta: la escolta es un macho joven o adulto que presumiblemente espera que la hembra entre en estro.

Grupos de competencia: éstos son conjuntos de tres o más animales adultos y/o jóvenes, raramente más de 12, en los que hay una actividad de agresividad física intensa que se ha caracterizado como de competencia entre machos.

Alrededor de 8 mil ballenas jorobadas visitan el Pacífico mexicano entre noviembre y mayo, con un pico de abundancia durante febrero y marzo. Se concentran principalmente en tres regiones: en la costa continental, desde Sinaloa hasta Centroamérica; en el archipiélago de Revillagigedo; y en la región de Los Cabos, en el extremo de la península de Baja California.

En la región de Los Cabos, las ballenas jorobadas se concentran principalmente entre diciembre y abril: desde el sur de punta Pescadero, al norte de cabo Pulmo, a lo largo de la costa hasta el noroeste de cabo San Lucas, con una mayor concentración entre cabo Pulmo y San José del Cabo.

La distribución de las ballenas varía de acuerdo a la clase de edad y sexo, y a lo largo de la temporada. A continuación se muestra la distribución de las jorobadas en esta región con base en 928 avistamientos registrados entre 2004 a 2009 por parte del Programa de Investigación de Mamíferos Marinos (PRIMMA) de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (Fig.1).

Figura 1. Distribución de las ballenas jorobadas en Los Cabos, BCS, de 2004 a 2009.

Los avistamientos de crías comprenden registros de una madre con su cría; una madre con su cría y una escolta; o una madre con cría en un grupo de competencia con varios machos adultos. En general se observaron cerca de la costa y en mayor cantidad entre cabo Pulmo y punta Gorda (Fig. 2).


Figura 2. Distribución de las ballenas jorobadas con cría en Los Cabos, BCS de 2004 a 2009. Cada cruz equivale a un avistamiento y por lo tanto a una cría.

La distribución de los avistamientos en los que no se observó cría corresponde a registros de adultos solos, pudiendo ser cantores, pares de adultos y grupos de tres o más adultos que en general están compuestos por una hembra y el resto machos, pudiendo tener un comportamiento agresivo o simplemente ir navegando. Estos avistamientos se distribuyeron en promedio más alejados de la costa en comparación con los avistamientos donde se observaron crías (Fig. 3).


Figura 3. Distribución de las ballenas jorobadas sin cría en Los Cabos, BCS, de 2004 a 2009.

Propuesta de refugio para la conservación de la ballena jorobada

Con base en esta información sobre la distribución de las ballenas jorobadas, en particular de la presencia de crías, el Programa de Acción para la Conservación de la Especie: Ballena Jorobada (PACE-Ballena Jorobada) de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), identifica a esta región de Los Cabos como un hábitat crítico para la conservación de la jorobada en México.


Ballena jorobada enmallada

Por esta razón, la Semarnat, considerando el acuerdo por el que se establece como área de refugio para proteger a las especies de grandes ballenas de los subórdenes Mysticeti y Odontoceti, las zonas marinas que forman parte del territorio nacional y aquellas sobre las que la nación ejerce su soberanía y jurisdicción, determinó elaborar el Programa de Protección Regional de la Ballena Jorobada en el sur del Estado de Baja California Sur en el Área de Refugio de la Ballena Jorobada en la Región de Los Cabos, Baja California Sur, que abarca desde la punta La Tinaja en la costa occidental de la península al noroeste de cabo San Lucas hasta punta

Pescadero en la costa oriental al norte de cabo Pulmo.


Ballena jorobada frente a un crucero turístico

El objetivo de este programa es establecer las bases, lineamientos generales, específicos y las medidas de conservación, así como los mecanismos para regular las actividades productivas y la realización de obras que se pretendan desarrollar en la superficie comprendida dentro del área de refugio. Todo ello a fin de proteger las especies de grandes ballenas, y en particular a la ballena jorobada.

El área de refugio donde tendrá lugar el Programa de Protección de la Ballena Jorobada, en esa parte de Baja California Sur, comprende una superficie de 3 mil 285 km2 con un perímetro de 469.55. Dentro del polígono se delimita una zona restringida que es una franja de alrededor de 4 km de ancho. Va de punta Gorda hasta La Ribera, con una superficie de 317 km2 y con un perímetro de 167 kilómetros.

Amenazas

Las principales amenazas para las ballenas jorobadas en la región de Los Cabos son:

  • Los enmallamientos con diferentes artes de pesca, principalmente con chinchorros de pesca ribereña.

  • La degradación del hábitat por contaminación química y desarrollo urbano.

  • Las colisiones con embarcaciones de diferentes tipos: desde pangas hasta grandes cruceros turísticos.

  • El ruido submarino antropogénico producido por diferentes tipos de embarcaciones, incluidas motos acuáticas. De igual forma la construcción de muelles y marinas.

  • El acoso de embarcaciones durante las actividades turísticas de “observación de ballenas”.


Figura 4. Polígono de la región de Baja California Sur con sus zonas restringidas.

La ballena jorobada es, junto con la ballena gris, una de las especies de ballenas más importantes en México, debido principalmente a su abundancia, distribución cercana a la costa, atractivo turístico y compromiso del Gobierno de México en su conservación. Nuestra misión es lograr su aprovechamiento sustentable en el Pacífico mexicano, garantizando, en lo posible, la salud de sus poblaciones.

IUCN:
CR = en peligro crítico
EN = en peligro
VU = vulnerable
LR = riesgo bajo
DD = información deficiente
CITES:
I = Apéndice I (especies más amenazadas en la lista de CITES)
II = Apéndice II (especies no necesariamente en peligro actual pero podría ponerse en riesgo de regularizarse estrictamente su comercio)
NOM-59-ECOL-2001:
IDE = en peligro de extinción
SP = bajo protección especial

Ir al inicio