Economía
Ver día anteriorDomingo 9 de octubre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Buenas para México, noticias favorables sobre la economía de EU

Prevén analistas volatilidad en el tipo de cambio ante inestabilidad financiera
Israel Rodríguez J.
 
Periódico La Jornada
Domingo 9 de octubre de 2011, p. 25

En la siguientes semanas se espera que haya movimientos mixtos en los mercados y no se descartan rebotes violentos si las cosas evolucionan desfavorablemente; sin embargo, se mantiene la idea de que al final de cuentas en México se reflejarán los elementos de salud financiera con la que cuenta el país, consideraron analistas financieros.

Los especialistas anticiparon que mientras permanezca el nerviosismo en los mercados financieros el tipo de cambio seguirá siendo muy volátil.

Después de un fatídico lunes, como lo calificaron los expertos, la semana pasada pintaba para ser una de marcada mejoría. Pero no hubo al final de cuentas medidas concretas sobre la mesa que tranquilizaran a los inversionistas; de no ser por los datos económicos favorables en Estados Unidos, posiblemente hubiésemos visto la continuación de las pérdidas.

En cuanto a México es buena noticia que haya información favorable sobre el desempeño de la economía estadunidense, indicaron los especialistas.

Explicaron que la sensación de riesgo se ha trasladado de la deuda de Grecia hacia la salud del sector financiero. Los mercados han adoptado una cautela excesiva respecto de la fragilidad del sector bancario y el circuito de financiamiento interbancario se ha paralizado.

Las empresas del sector financiero sufren pérdidas relevantes en los últimos días, así como aquellas empresas con elevados niveles de deuda o alta dependencia del financiamiento de corto plazo. Mientras no haya hechos concretos sobre la mesa debemos seguir esperando la presencia de volatilidad y de rendimientos escuetos. La volatilidad sólo se presta para intentar hacer operaciones especulativas, advirtieron los analistas de Invex.

Los datos confirman que en Estados Unidos aún no hay una recesión y que la probabilidad de que ésta se presente es baja. Ésas son buenas noticias para el tipo de cambio ya que la dinámica de la planta exportadora puede mantenerse en terrenos positivos. Sin embargo, persisten la incertidumbre y la intensidad de la crisis de deuda en Europa, que ahora se refleja también en la preocupación sobre la salud de los bancos de la región.

Parece claro que éste es el principal factor que sigue inyectando mucha volatilidad a la cotización, mientras no haya medidas concretas y que le resulten creíbles a los inversionistas no son descartables más brincos al alza en el tipo de cambio.

Sin embargo, nos parece que hay argumentos aún sólidos para pensar que desde el punto de vista fundamental la cotización del dólar debiera estar ubicada cerca de 13 pesos o por debajo de dicho nivel. Así lo demuestran los fuertes regresos de la cotización en los momentos en que los mercados recuperan algo de confianza. El temor que pueda haber con relación al tipo de cambio debe estar relacionado directamente con el proceso de crisis en Europa y la existencia de medidas que le resten nerviosismo a los inversionistas en el ámbito global.