Política
Ver día anteriorDomingo 9 de octubre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Siete fueron hallados en una camioneta abandonada en el fraccionamiento Laguna Real

Encuentran otros 12 cadáveres en Veracruz; van 96 desde septiembre

En Jalapa, un grupo de hombres incendió un hotel; descubren taxi baleado frente al inmueble

De la Redacción
 
Periódico La Jornada
Domingo 9 de octubre de 2011, p. 10

Los cadáveres de siete personas maniatadas fueron localizados la madrugada de este sábado en una camioneta abandonada en el fraccionamiento Laguna Real, al oriente del puerto de Veracruz. Los cuerpos estaban semicubiertos con una lona de plástico azul y tenían huellas de torturas.

Al lugar arribaron fuerzas federales, mientras autoridades ministeriales realizaron las diligencias para esclarecer los hechos.

Los siete fueron ultimados a golpes y asfixiados, como las 35 personas cuyos cuerpos fueron abandonados en dos camionetas de redilas frente a la glorieta de Los voladores de Papantla, en la zona turística de Boca del Río, el 20 de septiembre pasado.

Otros tres cadáveres, entre ellos el de una mujer, fueron hallados la noche del viernes en el fraccionamiento Colinas de Santa Fe, en estado de putrefacción. Fueron trasladados al Servicio Médico Forense para tratar de determinar las causas de su muerte e identidad.

En Jalapa, un grupo de hombres prendió fuego al hotel Eros, en la colonia Rafael Lucio, lo cual generó pánico a los huéspedes.

La policía encontró en el edificio los cadáveres de un hombre y una mujer. Ambos tenían impactos de bala. El individuo, maniatado, fue hallado en el lobbie, y ella en las escaleras. Al parecer eran empleados del lugar. Ninguno fue alcanzado por las llamas.

Socorristas internaron a dos empleadas del hotel, quienes, golpeadas, estaban refugiadas en un vehículo estacionado en la calle de enfrente. Cerca fue encontrado un taxi abandonado, número 3987, con al menos 10 impactos de bala. Se presume que el chofer fue levantado por los agresores.

Desde el 20 de septiembre, cuando fueron abandonados 35 cadáveres en la zona turística de Boca del Río, Veracruz, han sido ultimadas al menos 96 personas.