Política
Ver día anteriorDomingo 9 de octubre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Otros efectivos aprehendidos la semana pasada son torturados y vejados, denuncia ONG

NL: detienen a 145 agentes por presuntos vínculos con la delincuencia organizada

Reportan 22 decesos relacionados con actividades de grupos criminales en seis entidades

De la redacción
 
Periódico La Jornada
Domingo 9 de octubre de 2011, p. 11

Por presuntos vínculos con la delincuencia organizada, 145 policías y agentes de tránsito de los municipios de Linares y Villaldama, Nuevo León, fueron detenidos y se les practican exámenes de control de confianza.

En el operativo para arrestarlos, solicitado por la Procuraduría General de Justicia del Estado, participaron unos 150 efectivos del Ejército, la Policía Federal y de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), quienes detuvieron a 79 elementos en Linares, mientras otros 48 se presentaron voluntariamente para ser examinados. También fueron aprehendidos 18 agentes de Villaldama.

Los detenidos fueron trasladados a las instalaciones de la academia estatal de policía, ubicadas en Santa Catarina.

El pasado día primero más de 170 preventivos fueron llevados a las instalaciones de esa academia para ser investigados, y permanecen 74 arraigados.

Los operativos de la semana pasada se realizaron en los municipios de Santa Catarina, Apodaca, Ciénega de Flores, Mina, Pesquería y Benito Juárez. Este sábado se difundió que existen quejas de familiares por torturas y vejaciones a los agentes detenidos.

La agrupación Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, AC (Cadhac) indicó, en un mensaje dirigido al gobierno de Nuevo León, que una presunta ilegalidad no debe combatirse con otra.

Ese organismo detalló que recibió 21 denuncias de familiares de policías detenidos la semana anterior en los siete municipios mencionados.

Señalaron supuestas prácticas de torturas e incomunicación cometidas por policías federales y agentes ministeriales estatales.

La Cadhac expuso que se encuentra extremadamente preocupada por las detenciones masivas, ilegales y arbitrarias contra elementos de diversas corporaciones.

Familiares de los agentes aseguran que éstos han sido sometidos en casas de arraigo a torturas y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes, como toques eléctricos, asfixia con bolsas de plástico, ataques sexuales y golpes con bates.

La agrupación advirtió que el arraigo es una deleznable violación a los derechos humanos, en la que las autoridades detienen para investigar en lugar de indagar para aprehender, que es lo que sucedería en una sociedad democrática.

“Esta organización –apuntó– siempre ha pedido que se investiguen acciones ilegales de las policías municipales, pero debe quedar claro que dichas pesquisas deben basarse en evidencia, tener una metodología adecuada y respetar el marco jurídico nacional e internacional”.

Otras 22 muertes

En tanto, en seis estados fueron reportadas 22 muertes relacionadas con el crimen organizado.

Nuevo León ocurrieron cuatro, ya que militares abatieron a tres hombres y una mujer –presuntos delincuentes– durante un enfrentamiento en una finca del municipio de Sabinas Hidalgo.

En Chihuahua fue asesinado el director operativo de seguridad en el municipio de Meoqui, Ramón Neftalí Payán Ochoa, de 33 años, cuando se dirigía a sus oficinas. El funcionario fue emboscado y ejecutado la noche del viernes.

En Tamaulipas murieron ocho presuntos delincuentes después de un enfrentamiento con efectivos de las secretarías de Marina y de la Defensa Nacional. Algunos testigos dijeron que la zona urbana se convirtió en un campo de combate.

La Secretaría de Seguridad Pública de Guerrero reportó que seis personas fueron ejecutadas en diversas colonias.

Esos homicidios fueron perpetrados 36 horas después de que se anunció el operativo Guerrero Seguro por la Secretaría de Gobernación, la cual dijo que arribarían a la entidad mil 500 policías federales para participar en el rescate de Acapulco.

En Guadalajara, Jalisco, fueron ultimados otros dos hombres, en distintos puntos de la zona metropolitana, informaron las autoridades locales.

En Torreón, Coahuila, fue asesinado de un balazo Christián Román Arellano, de 22 años. La Fiscalía General del Estado informó que el cuerpo del joven fue tirado atado de pies y manos en la calle.

En la zona de Yesca, Nayarit, murió el agente de la policía estatal Alberto Ornelas Muñoz y otros cuatro elementos resultaron heridos durante una práctica que realizaron con elementos del Ejército. La Secretaria de Seguridad Pública detalló que el accidente ocurrió cuando una patrulla se quedó sin frenos.