Economía
Ver día anteriorMartes 11 de octubre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Por primera vez los activistas se reunieron con decenas de hispanoparlantes en NY

Protestas anti Wall Street ocupan más espacios en EU, con variedad de partícipes

Está por verse si el movimiento cambiará la dirección del país, dijo el premio Nobel Paul Krugman

Foto
Un residente en Cincinati envía mensajes desde su laptop a manifestantes que acampan en el parque Platt, en ese estado, tras un fin de semana de marchas. Otro grupo de personas, que son parte del movimiento Ocupa Wall Street, dicen que han sido multados por negarse a abandonar el parque de la ciudadFoto Ap
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 11 de octubre de 2011, p. 31

Nueva York, 10 de octubre. De la primavera árabe al verano europeo al otoño estadunidense, afirma una manta en Ocupa Wall Street, mientras se registran más de 900 iniciativas en todos los continentes ligados a esta última ola de protestas que se iniciaron aquí el 17 de septiembre, cumpliendo con la consigna de ocupa todo.

Aquí también se está globalizando el fenómeno: por primera vez, Ocupa Wall Street habló en español en Nueva York, al realizarse este domingo una primera reunión de trabajo para hispanoparlantes, a la que llegaron decenas de mexicanos, dominicanos, puertorriqueños, nicaragüenses, colombianos y españoles, entre otros. Además, ahora ya existe una edición en español del periódico Wall Street Journal Ocupado.

También continúa amplián-dose la diversidad de participantes. Todos los días llegan nuevos, desde los estereotípicos activistas con sus diversas causas a estudiantes, sindicalistas (siderúrgicos, electricistas, transportistas, construcción, maestros y de servicios estaban ahí este fin de semana), hasta médico de blanco con una pancarta que decía Doctores están con el 99 por ciento, pero también desempleados, y gente que antes nunca ha participado en una protesta, todos buscando en esencia esperanza en la vitalidad de esta expresión ante el panorama económico y político desolador de este país.

En Tumblr, wearethe99percent, se pueden ver las razones personales, a veces desgarradoras, de cientos de los que han acudido aquí y en todo el país. Es un documento que revela lo que realmente sucede en las vidas de los habitantes de este país.

Durante el fin de semana, con la plaza atiborrada de todo tipo de personas, un hombre bien vestido daba una vuelta por la plaza ocupada. Alguien preguntó quién era y respondió, Richard Trumka, líder de la central obrera AFL-CIO; estamos aquí para apoyarlos, reportó The Washington Post. Se inició una conversación con algunos manifestantes, donde el dirigente de la central de sindicatos, que representan a más de 11 millones de agremiados les comentó que está enterado de que algunos temen que la AFL-CIO desee tomar control de este movimiento, pero no vamos hacer eso: sólo deseamos apoyarlos, queremos ayudar en lograr que los estadunidenses entiendan la avaricia en Wall Street. Les dijo que asignará un organizador del AFL-CIO de tiempo completo para trabajar con ellos, y que la ayuda puede incluir darles acceso a espacios, buscar formas de trabajar conjuntamente, ayudar a nutrir esto.

Mientras se ocupan más espacios alrededor del país y en el extranjero, ocurre lo mismo en Nueva York. El sábado pasado, por primera vez, Ocupa Wall Street tomó, durante unas horas, otro gran espacio publico central en esta ciudad, Washington Square. Cientos marcharon pacíficamente desde el centro financiero al corazón de Greenwich Village –sitio de protestas famosas, pues fue plaza de la contracultura, donde Jimi Hendrix y Bob Dylan solían sentarse y cantar–, donde más de mil asistentes participaron en una asamblea general. Ahí se les instó a todos a repetir estos actos en sus colonias, pueblos, cuadras.

Ahí se informó cómo funcionan las asambleas y se presentaron los grupos de trabajo –acción directa, alimentos, confort (ropa donada, cobijas etcétera), medios, salud, limpieza, artes– que se reúnen en forma constante y están abiertos a todos. Se repartieron ediciones del Wall Street Journal Ocupado, y por cuadras alrededor del Village se veía todo tipo de gente leyendo el rotativo del movimiento.

En la Plaza Libertad continúan los foros diarios, con todo tipo de presentaciones por personalidades y líderes progresistas, de una diversidad de causas. Hoy se presentó John Carlos, quien hace 43 años, junto con su compañero Tommie Smith, en las Olimpiadas de México en 1968, levantó el puño cuando se escuchaba el himno nacional estadunidense en solidaridad con la lucha afroestadunidense, una de las imágenes más emblemáticas de esa era.

Esta tarde también hubo presentaciones de líderes indígenas por ser Día de la Raza (Día de Colón, se llama aquí, aunque la efeméride es el 12 de octubre) que vincularon la lucha indígena con las demandas de Ocupa Wall Street.

Kanye West acude a ver qué pasa

También continúan llegando personalidades diversas sólo para ver qué pasa. Hoy, el famoso rapero Kanye West se dio una vuelta.

El domingo acudió a la plaza una amplia gama de grupos religiosos progresistas. Jesús está con el 99 por ciento, decía una pancarta. Llegaron representantes de la famosa iglesia progresista Judson Memorial, como de estudiantes y profesores del Union Theological Seminary, uno de los seminarios más influyentes del país, entre otros.

Entre las conversaciones escuchadas: “es como eso de ‘de todos según sus habilidades, a todos según sus necesidades’”, comenta un joven en medio de una conversación con otros tres en la Plaza Libertad. Una responde eso lo dijo Jesús, ¿verdad? El joven dice, no, fue Marx. Ah!, se oye como si fuera Jesús.

El viernes se celebró en la Plaza Libertad el día más sagrado del calendario religioso judío, el Yom Kippur. En lugar de pasarnos el día festivo seguros y cómodos en nuestras sinagogas, pensando en abstracto sobre el sufrimiento humano, declararon los participantes, “nos unimos a los manifestantes… para hacer nuestros ritos de Kippur ahí entre los oprimidos, los hambrientos, los pobres y los desnudos”. Citaron al rabino Abrahan Joshua Heschel: orar no tiene sentido a menos que sea subversivo, a menos que busque derrocar y arruinar las pirámides de la insensibilidad, el odio, el oportunismo y la falsedad.

Todo esto se extiende por el país, generando nuevas expresiones populares y provocando cada vez más atención entre las cúpulas. El economista premio Nobel Paul Krugman escribió hoy en su columna del New York Times que “está por verse si las protestas de Occupy Wall Street cambiarán la dirección de Estados Unidos.

Pero las protestas ya han provocado una reacción notablemente histérica de Wall Street, de los superricos en general, y de los políticos y comentaristas que sirven de manera confiable a los intereses del centésimo de uno por ciento más rico, apuntó señalando que algunos los califican de extremistas y antiestadunidenses.

Krugman concluye que los antiestadunidenses no son los manifestantes, quienes simplemente buscan que se escuche su voz. No, los extremistas reales aquí son los oligarcas de Estados Unidos, quienes quieren suprimir toda crítica sobre las fuentes de su riqueza.