Economía
Ver día anteriorViernes 14 de octubre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Prevén enfrentamiento entre activistas y la policía; Salman Rushdie repudia la orden

Amenazan con desalojar de un parque al campamento de Ocupa Wall Street

La alcaldía argumenta que la administradora de la plaza solicitó la medida para limpiar el lugar

Foto
Manifestantes en el centro de Cleveland se unieron al movimiento Ocupa Wall Street de Nueva YorkFoto Ap
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 14 de octubre de 2011, p. 29

Nueva York, 13 de octubre. Se vislumbra un enfrentamiento entre Ocupa Wall Street y las autoridades de Nueva York como resultado de una orden de la alcaldía para que los manifestantes temporalmente abandonen el plantón para permitir una limpieza del pequeño parque, algo que los activistas prometen desafiar con una defensa no violenta de la plaza que ocupan desde el 17 de septiembre.

Ocupa Wall Street difundió hoy una alerta de emergencia en la que solicita una defensa masiva de la plaza a partir de las 6 de la mañana al expresar sus sospechas de los motivos de la orden del alcalde, con algunos simpatizantes recordando que se empleó esta misma táctica para desplazar a los manifestantes que ocuparon el Capitolio en el estado de Wisconsin y campamentos de los indignados en lugares públicos en Madrid y Barcelona.

Los ocupantes han anunciado que armarán una cadena humana en la periferia de su Plaza Libertad (cuyo nombre oficial es Parque Zuccotti) con escobas y trapeadores y que resistirán de manera pacífica las órdenes de la policía. Además tienen planeado armar una marcha con sus escobas y trapeadores hacia Wall Street con el objetivo de limpiar el desastre del sector financiero.

Bloomberg realizó visita sorpresa

Bloomberg realizó una visita sorpresa a la Plaza Libertad la noche del miércoles con una escolta masiva de policías, y no dijo nada al pasar. Pero algunos de los manifestantes corearon tú eres el uno por ciento (el de los más ricos, o sea, a los que acusan de la desigualdad económica y la corrupción de la democracia).

Desde la seguridad de su oficina, más tarde, Bloomberg emitió su anuncio de que se necesitaba realizar una limpieza y labores de mantenimiento en la plaza. Justificó su acción con base en una solicitud de Brookfield Properties, la empresa dueña de la plaza, en la que pedían la intervención de la policía para regresar la plaza a su intención de uso, y señalando problemas de salubridad. El alcalde afirmó que la limpieza sería realizada en etapas, y que los manifestantes podría retornar a las partes de la plaza ya lavadas –dando a entender que no se tenía que desocupar todo el parque a la vez.

Sin embargo, su jefe de policía, Ray Kelly, confirmó hoy que los manifestantes tendrán nuevas condiciones, establecidas por la empresa dueña, para permanecer ahí: “después de que sea limpiada, podrán regresar. Pero no podrán retornar con su equipo, los sleeping y ese tipo de cosas”, declaró.

Los manifestantes afirman que todo esto es un pretexto para clausurar su plantón de 28 días. Grupos locales y nacionales lograron que la alcaldía fuera saturada con llamadas y mensajes para denunciar la orden, mientras varios líderes políticos locales y sindicales instaron al alcalde a anular lo que calificaron de una notificación para lanzarlos. Algunos advirtieron que los ojos del mundo están fijos aquí y que esto podría tener consecuencias políticas severas para el alcalde, especialmente si hay una represión violenta por la policía.

Otras agrupaciones liberales y progresistas expresaron su desaprobación y grupos de derechos civiles señalaron que podría ser una violación del derecho constitucional a la libre expresión. En su Twitter, el escritor Salman Rushdie llamó a la amenaza de esta acción un crimen contra la libertad.

Para el alcalde, todo esto implica un riesgo político, el mismo que ha limitado sus opciones durante casi un mes al elevarse el perfil de esta ocupación y multiplicarse sus expresiones en ciudades a través del país. De hecho, en una encuesta de Reuters/Ipsos 82 por ciento de los estadunidenses han oído de esta ola de protestas, 38 por ciento expresan una opinión favorable, y sólo 24 por ciento en contra. O sea, el movimiento de protesta Ocupa es ahora casi tres veces más popular en la opinión pública que el Congreso de Estados Unidos.

El uno por ciento más rico ha tomado el control de nuestra economía y gobierno. Somos el 99 por ciento que está listo para retomarlo, es la consigna de Ocupa Wall Street, lema que ha detonado ecos de costa a costa, al que se han sumado los principales sindicatos del país, organizaciones sociales y comunitarias de todo tipo, y personalidades desde economistas premio Nobel a músicos, cineastas y hasta algunos de lo principales líderes políticos nacionales.

Hoy Tom Morello cantó This Land Is Your Land, de Woody Guthrie, ante la plaza, festejando la resistencia actual y a la vez vinculándola a la larga historia de rebelión popular en este país con este himno del pueblo.

Durante los últimos días, miles han realizado acciones. Unos 400 rodearon una de las sedes de JP Morgan Chase en Manhattan, en el segundo día de una marcha que fue a visitar a casas y oficinas de multimillonarios del sector financiero. En San Francisco, se ocupó durante un tiempo una de las sedes del banco Wells Fargo. Acciones parecidas se realizaron en Boston y Chicago. Cientos ocuparon uno de los edificios del Senado en Washington.

Este sábado se está convocando a una marcha de ira a nivel mundial, mientras que se anunció que se instalará un Ocupa Londres frente a la bolsa de valores de esa capital.

Tal vez por eso las autoridades desean limpiar la protesta.