Política
Ver día anteriorDomingo 16 de octubre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Indignación global
Guerra antinarco y corrupción, motivos de protesta en México

Efectos destructivos del consumismo y pobreza, otras de las denuncias

Algunas consignas: Somos hartos los hartos y menos tele y más visión

Foto
La manifestación en la capital de Chile, en contra las actuales políticas económicasFoto Reuters
Fernando Camacho Servín
 
Periódico La Jornada
Domingo 16 de octubre de 2011, p. 6

Frente a la realidad de un país que se precipita en el desastre cotidiano, cientos de personas se reunieron ayer en la explanada del Monumento a la Revolución para manifestar su hartazgo y sumarse a la consigna cada vez más generalizada de estamos hasta la madre.

Convocados por la Asamblea Permanente de Mexicanos Indignados, los asistentes al acto denunciaron la corrupción, la indiferencia, la violencia, la discriminación y la pobreza que afectan a México.

En el templete, varias personas tomaron el micrófono para denunciar en no más de tres minutos los temas más diversos, desde los muertos y desaparecidos que ha dejado la guerra contra el narco, hasta los efectos destructivos del consumismo, la deshumanización de las ciudades y las tácticas de robo legalizado de los grandes bancos.

La manifestación tuvo lugar como parte de la jornada de protestas que se realizaron este sábado en más de 20 ciudades del país, y en 951 de todo el mundo, y que en el caso del Distrito Federal congregaron a unas 400 personas –la mayoría jóvenes–, en la versión capitalina del movimiento de los indignados, surgido hace cinco meses, el 15 de mayo, en España.

En medio de un ambiente al mismo tiempo festivo y de descontento social, el grupo convocante leyó un comunicado en el cual advirtió que “el país se precipita en el desastre de la violencia cotidiana y generalizada; en el desempleo y el hambre; en la violación de los derechos más fundamentales; en la destrucción del tejido social y la pérdida de los valores humanos.

Foto
Los indignados mexicanos, en el Monumento a la RevoluciónFoto María Luisa Severiano

Por estas y otras razones es que mexicanos y mexicanas estamos cada vez más indignados, encabronados. Ya es tiempo de que se haga escuchar el clamor nacional por la justicia, con tal fuerza que se sacuda la conciencia de la sociedad, cimbre a los de arriba y los obligue a poner freno al desastre nacional y la violencia, indicaron.

Con el llamado del escritor uruguayo Eduardo Galeano a salir a las calles a demostrar que estamos vivos y tenemos dignidad, los asistentes se volcaron a la explanada del Monumento a la Revolución para manifestar con ingenio, en mantas y pancartas, la sensación de estar hasta la madre de tantas cosas.

Si los de abajo se mueven, los de arriba se caen; Somos hartos los hartos; Menos tele y más visión; Si no nos dejan soñar, no los dejaremos dormir, y ¿Quién nos cuida de los que nos cuidan? son algunas de frases que se leyeron entre la multitud.

Como parte de las actividades culturales de la manifestación, se organizaron talleres, foros de discusión, acciones poéticas y circenses, transmisiones en tiempo real por Facebook y Twitter, espacios de trueque de mercancías, y un campamento nocturno.