Política
Ver día anteriorViernes 21 de octubre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Será de 36 centavos para la Magna, 42 la Premium y 25 el diesel

Prolongan el IEPS a gasolinas hasta 2014, para dar más recursos a estados
Enrique Méndez y Roberto Garduño
 
Periódico La Jornada
Viernes 21 de octubre de 2011, p. 13

Con los votos de PRI, PAN, PVEM, Movimiento Ciudadano y Nueva Alianza, la Cámara de Diputados avaló continuar tres años más el cobro adicional de 36 centavos por cada litro de gasolina que se adquiere en el país, para que los estados cuenten con 25 mil millones de pesos a costa de los consumidores.

El impuesto de 36 centavos al litro de Magna, 42 al de Premium y 25 al de diesel será adicional a los gasolinazos que aplicará el gobierno de Felipe Calderón en 2012, de entre 10 y 12 centavos por litro cada mes.

Con 308 votos en favor, 57 en contra y tres abstenciones, el pleno avaló que el impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) de 36, 42 y 25 centavos, respectivamente, siga cobrándose para que lo recaudado se transfiera a los estados hasta el 31 de diciembre de 2014; Calderón propuso que sólo se aplicara en 2012.

Pedro Ávila, uno de los dos diputados priístas que votaron contra el gasolinazo, instó a sus compañeros de partido a no convertirnos en verdugos de los millones de mexicanos que se mueren de hambre en ejidos y colonias.

En tribuna, a contracorriente de la postura de su bancada, expresó: Le pido al PRI, que se fundó sobre más de un millón de muertos de la Revolución, en el que están las ansias del pueblo de México, que recapacitemos y no votemos en favor de este impuesto, adicional al que Calderón sube cada mes. No lo certifiquemos. ¡No seamos cómplices de este hombre que está en Palacio Nacional, que en lugar de velar por los intereses del pueblo sólo sirve a los capitalistas!

Su compañero de bancada, Jorge Carlos Ramírez Marín, afirmó que es mentira que si los diputados suprimen ese impuesto la gasolina bajaría automáticamente de precio. Sostuvo que es el Ejecutivo, no la Cámara de Diputados, el que tiene la atribución para fijar los precios de los combustibles, y advirtió que si no aprobaran que esos 25 mil millones de pesos se transfieran a los estados, irían a parar directamente a las arcas de la Federación.

Incluso, afirmó que atribuir a los diputados la autorización del cobro de ese impuesto es una enorme mentira dicha con quién sabe qué perversa intención.

Sin embargo, el IEPS de 36 centavos a las gasolinas fue aprobado como parte de la agenda política del PRI en su plenaria de agosto de 2007, en Querétaro, a petición de los gobernadores, para compensar los ingresos estatales.

El secretario de la Comisión de Hacienda, Luis Enrique Mercado (PAN), rechazó que al prorrogar la distribución de esos recursos a los estados los legisladores afecten el precio final al consumidor.

No aprobamos que suba, sino que del precio, 36 centavos de la gasolina Magna, 46 de la Premium y 25 del diesel se vayan a los estados. Si no aprobáramos esta transferencia, el precio no bajaría. El precio no se ve impactado al alza ni a la baja, argumentó.

El diputado Emilio Serrano, del PRD, pidió a las bancadas de PRI y PAN no seguir cargando la mano a los más pobres y evaluar qué respuesta darán a sus electores cuando éstos les pregunten por el golpe que hoy les están dando a sus bolsillos.

“Mientras los pobres tienen que cargar con el costo de los gasolinazos, los altos funcionarios ni siquiera pagan su gasolina, tienen sus vales; y ¡hasta los gastos de la amante, porque son las empleadas!”, agregó el peredista.

Ramírez Marín sostuvo que, en todo caso, los incrementos a la gasolina afectan a quienes son dueños de autos grandes y yates, y dijo que del IEPS que se envía a los estados se construyen escuelas y caminos rurales. ¡No estamos en contra de los pobres, sino a favor!, exclamó.

Añadir un comentario