Economía
Ver día anteriorViernes 28 de octubre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La represión contra activistas multiplica los apoyos en varias ciudades de EU

Ahora 86% de neoyorquinos concuerda con Ocupa Wall Street, según sondeo

La institución que agrupa los museos nacionales colecciona pancartas del movimiento

Foto
Escolares enmascarados, de entre 12 y 13 años, que forman parte de Ocupa Londres, instalado en los escalones de la Catedral de San Pablo, posan para la prensa frente a la bolsa de valores. Las máscaras de plástico que han sido adoptadas por los activistas en varios países, representa a Guy Fawkes, quien en el 1600 intentó hacer estallar el ParlamentoFoto Ap
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 28 de octubre de 2011, p. 35

Nueva York, 27 de octubre. Horas después de que la policía antimotines utilizó gas lacrimógeno y otras armas no letales para desalojar a unos 200 activistas del plantón Ocupa Oakland, 3 mil manifestantes respondieron con una protesta en esa ciudad, mientras en Nueva York cientos tomaron las calles en una movilización de solidaridad con sus aliados en la costa oeste, lo cual provocó alarma dentro de los gobiernos de ambas entidades.

De nuevo resultó que la represión o intimidación contra el movimiento Ocupa Wall Street acabó sólo multiplicando y generando más apoyo. Por ejemplo, aquí en Nueva York, después de que el alcalde volviera a criticar al movimiento, un nuevo sondeo de Quinnipiac (la más importante encuestadora local) concluyó que ahora 86 por ciento de los neoyorquinos concuerdan con los manifestantes, casi 20 puntos más que la semana pasada.

En Oakland, la represión de la madrugada del miércoles –donde decenas fueron arrestados y un veterano militar de la guerra de Irak fue gravemente herido por la policía– provocó una manifestación pacífica de unas 3 mil personas anoche, en el centro de la ciudad, lo que obligó a la alcaldesa Jean Quan y otras autoridades a ceder y reabrir el acceso a la plaza para los manifestantes, aunque sólo hasta las 22 horas cada noche. Las barreras de alrededor del parque fueron removidas y la presencia policiaca reducida, pero prevalece un clima tenso.

Mientras tanto, al otro lado de la bahía de Oakland, la policía de San Francisco amenazaba esta mañana con desalojar el plantón en el centro de esa ciudad. Los manifestantes se prepararon para la confrontación a lo largo de la noche, mientras decenas de sus aliados de Oakland intentaban llegar a apoyarlos. Al amanecer, la policía informó que por ahora no procedería contra el movimiento, reportó el San Francisco Chronicle.

En solidaridad con sus contrapartes en Oakland, cientos de manifestantes marcharon por las calles de Nueva York anoche mientras coreaban: Somos imparables, otro mundo es posible y Oakland, Oakland.

En cierto momento, los contingentes empezaron a caminar en medio de avenidas y calles (lo que constituyó un acto ilegal), con decenas de patrullas y motos de policía persiguiéndolos. En dos ocasiones intentaron acorralarlos pero fracasaron. Hubo reportes de una decena o más de arrestos, pero la noche concluyó sin mayor enfrentamiento. Algunos periodistas comentaron que esto estaba fuera de control y que “la chusma anda desatada por las calles. Sin embargo, no se reportó ningún acto de violencia ni daños físicos.

No vamos a permitir que todo aparezca normal cuando no lo es, hay problemas muy graves en este país y no vamos a pretender que no, comentó uno de los participantes.

Sin embargo, los alcaldes de varias ciudades han emitido advertencias de que podrían tomar medidas para desmantelar plantones que ocupan espacios públicos, y argumentan desde razones de seguridad pública, asuntos de salubridad hasta hacer cumplir las leyes locales.

En Nueva York, Boston, Filadelfia, Providence (Rhode Island) y hasta Los Ángeles –donde el concejo municipal aprobó una resolución en apoyo de los manifestantes– el mensaje de los alcaldes es que no podrán tolerar de manera indefinida los plantones, reportó el New York Times. Cada uno de los alcaldes declara que busca cómo balancear el derecho a la libertad de expresión con el orden público.

En las ciudades donde se ha empleado la represión, el efecto no ha sido positivo. En Chicago manifestantes y sus simpatizantes continúan presionando a la alcaldía para que permita un plantón de 24 horas en el Parque Grant, después de que más de 200 personas fueron arrestadas cuando los expulsaron del lugar la semana pasada.

En Atlanta, el alcalde enfrenta una ola de críticas por hacer lo mismo hace un par de días.

Por otro lado, analistas y estrategas políticos empiezan a evaluar el impacto potencial del movimiento Ocupa Wall Street sobre las elecciones nacionales de 2012. Para otros, el movimiento ya llega a tener un estatus histórico: el Washington Post indicó que la Institución Smithsonian (el complejo de museos nacionales en Washington) ya colecciona pancartas y otros materiales del movimiento Ocupa Wall Street para exhibirlos a futuro.

Tal vez en esa exhibición estarán algunas de estas pancartas recientemente vistas en la Plaza Libertad: Si no nosotros, ¿quién?; Conviértete en tu sueño; Soy sindicalista. Voto, trabajo, pago impuestos, estoy furioso, estoy aquí.

Hay una en chino e inglés que sugiere: Salvemos la humanidad. Paz, libertad, democracia. Mucho que hacer. Una imagen de cartón del presidente afirma: Obama tomó todos nuestros dólares pero nunca nos dio cambio. Otra que daba vueltas: El futbol es socialista. También las fuentes para beber agua. Ya ves, no es un concepto tan malo, junto con la que informa: Mi mamá no se sostiene con asistencia pública, pero tu banco sí. Por supuesto por todas partes y en varias versiones se hallan las que se han convertido en lemas de este movimiento: Ocupa todo, y Somos el 99%. Y una más sólo opina: Esto es bellísimo.