Política
Ver día anteriorDomingo 30 de octubre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Lamenta que se persista en una estrategia equivocada contra la violencia

Entreguista y servil, la actitud de Calderón ante EU: Labastida

Critica que el Ejecutivo no reclame a Obama por Rápido y furioso

Andrea Becerril
 
Periódico La Jornada
Domingo 30 de octubre de 2011, p. 12

Francisco Labastida Ochoa, senador del PRI, advirtió que la actitud del gobierno de Felipe Calderón frente a Estados Unidos no sólo es pasiva, sino entreguista y absolutamente servil, como lo prueba su nula respuesta en el operativo Rápido y furioso.

En entrevista, lamentó que el Ejecutivo federal se empecine en no escuchar razones y persista con una estrategia equivocada, ya que provocará que la situación de violencia e inseguridad se agrave en lo que resta de su sexenio.

Respecto a las declaraciones que formuló la víspera el presidente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, Darrell Issa, en el sentido de que 200 mexicanos fueron muertos por armas que el gobierno de Estados Unidos permitió que pasaran a territorio nacional, a través del operativo Rápido y furioso, el senador priísta dijo que es vergonzoso que Calderón no reclame con toda energía al gobierno de Barack Obama, ni tome acciones legales concretas.

El gobierno federal finge que no sabe cómo pasaron por la frontera norte las miles de armas de alto poder que provocaron más violencia y más muertes en el país.

El también ex secretario de Gobernación expuso que la estrategia contra el narcotráfico es errónea, entre otras cosas porque se preocupa más porque no entre droga a territorio de Estados Unidos, en lugar de centrarse en impedir el paso de armamento a territorio nacional.

Labastida aclara que pensó bien los adjetivos de entreguista y servil que ha dirigido al gobierno de Felipe Calderón en la entrevista. Estoy consciente de la seriedad de las palabras y las reafirmo, porque el Ejecutivo ni ha reclamado nada ni ha defendido al país.

Recalcó que sin importar que la pretensión fuera dar seguimiento a los cárteles de la droga que operan en México, la realidad es que desde una oficina gubernamental de Estados Unidos se les proporcionó armamento y la cancillería ni siquiera solicitó una explicación y una disculpa por ese operativo fallido.

Agregó que tampoco se han tomado medidas para sancionar a los responsables en Estados Unidos y en México, mientras la canciller Espinosa da versiones dispares sobre Rápido y furioso: A veces dice que no sabe, otras lo reconoce; la realidad es que el gobierno mexicano no defiende con suficiente vigor al país.

Parte de lo equivocado de la política en materia de inseguridad es que los esfuerzos del gobierno mexicano se concentran en impedir que por la frontera norte pasen drogas a Estados Unidos, en lugar de centrarse en evitar que por ahí se introduzcan armas al país.

Otro error, dijo, es concentrar a la mayoría de integrantes de las fuerzas armadas en las calles y caminos para que hagan frente a las bandas del narcotráfico, ya que descuidan la destrucción de plantíos y la intercepción de cargamentos de drogas.

El resultado: hay más droga, las bandas criminales tienen más dinero, más capacidad para comprar armas y para contratar sicarios, recalcó. Es una estrategia equívoca, pero Calderón no va a corregir el rumbo.