Política
Ver día anteriorMiércoles 2 de noviembre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La agresión fue encabezada por el comandante Julián Leyzaola, afirman manifestantes

Reprime la policía de Juárez a indignados
Rubén Villalpando
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 2 de noviembre de 2011, p. 8

Ciudad Juárez, Chih., 1º de noviembre. Integrantes del movimiento Indignados, conformado por 12 organizaciones sociales, acusaron que policías municipales reprimieron la Marcha por la Paz, que efectuaron hoy en varias calles de esta ciudad para rendir homenaje a las víctimas de la violencia, que de 2008 a la fecha ha dejado alrededor de 9 mil muertos, incluidos los 160 del pasado mes de octubre.

Los Indignados, que desde el sábado pasado iniciaron una jornada con la consigna El luto no basta, precisaron que los agentes policiacos –encabezados por el titular de la corporación, Julián Leyzaola Pérez, así como por la directora de Tránsito, Maris Domínguez– les apuntaron con armas de fuego y cortaron cartucho para amedrentarlos, antes de iniciar una gresca que dejó entre 16 y 30 detenidos, entre ellos el fotógrafo del Diario de Juárez Christian Torres y Ramiro Escobar, de Radionet.

Los manifestantes fueron interceptados en el cruce de las avenidas Paseo Triunfo de la República y Adolfo López Mateos por alrededor de cien elementos policiacos, quienes los golpearon cuando intentaban colocar 9 mil cruces de papel con los nombres de las víctimas de la violencia en varios cruces viales de esta ciudad.

Julián Contreras, del movimiento Villas de Salvárcar, responsabilizó a los tres niveles de gobierno que pretenden evitar que la ciudadanía sepa que en Ciudad Juárez ya se tienen registrados 9 mil muertos, mientras los gobernantes se empeñan en decir que la violencia ha disminuido.

Por la noche, cuando los Indignados protestaban por la detención de sus compañeros en la estación Aldama, de la policía municipal, elementos de esa corporación volvieron a reprimirlos.

Antes del enfrentamiento, los asistentes a la marcha recordaron que no debe quedar impune el homicidio cometido en contra de la activista Marisela Escobedo, asesinada en diciembre de 2010 en la capital del estado.