Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 7 de noviembre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Se recupera sólo 49% de la pérdida, revela estudio del INE

Cada año se deforestan en el país 367 mil hectáreas

La tasa de supervivencia de nuevas plantaciones es de 58%

Angélica Enciso L.
 
Periódico La Jornada
Lunes 7 de noviembre de 2011, p. 44

Los esfuerzos del gobierno para combatir la deforestación son insuficientes, ya que la pérdida de bosques y selvas avanza a pasos acelerados. La pérdida neta anual se estima en 367 mil 224 hectáreas, indican expertos.

Esto señala el estudio Estimación del valor de la pérdida de recurso forestal y su relación con la reforestación en las entidades federativas de México, de Silvia Elena Céspedes-Flores y Enrique Moreno-Sánchez, publicado en la colección investigación ambiental, ciencia y política del Instituto Nacional de Ecología (INE).

Precisa que con el análisis de las bases de datos se infiere que la pérdida neta de recurso forestal estimada a escala nacional es de 367 mil hectáreas por año.

El estudio apunta que, de acuerdo con los resultados de la evaluación del Programa de Conservación y Restauración de  Ecosistemas Forestales (Procoref), la reforestación en 2005 fue de un total de 180 mil 412 hectáreas en todo el país: la mitad de lo que se pierde cada año. Esto indica que la reforestación no es suficiente, ya que por cada hectárea plantada se deforestan dos.

Y esto, agrega, parte del supuesto de que la superficie reforestada permanece sin alteraciones,  es decir, que todas las especies plantadas sobrevivan. A escala nacional, con base en los resultados de las diferentes evaluaciones de los programas de apoyo de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), entre 2002 y 2005 se calcularon tasas de supervivencia de la reforestación que no rebasaron 58 por ciento.

Las causas de mayor frecuencia de muerte de las plantas empleadas en la reforestación han sido la sequía, la fecha inapropiada en que se efectúa la plantación y la deficiente calidad de las  mismas. Otras causas menos son la competencia con otros tipos de vegetación, ocurrencia de incendios, pastoreo y fauna nociva.

El estudio precisa que la recuperación de la cubierta forestal en el país equivale aproximadamente apenas a 49 por ciento en relación con la pérdida de vegetación (367 mil hectáreas). A partir del análisis de 2005, refiere que en 17 de las 31 entidades federativas consideradas en el análisis las pérdidas fueron mayores a la superficie reforestada.

Agrega que si bien la Conafor en los últimos años ha reorientado el Procoref para el mejoramiento de las acciones que apoya, tales como conservación de suelos, sanidad forestal y reforestación en áreas prioritarias, las metas que se cumplen año con año no alcanzan los requerimientos para contrarrestar el problema.

Esto indica que toda acción de reforestación debe ir acompañada de una mejor planeación, seguimiento y manejo forestal para incrementar de manera significativa los resultados favorables y así se disminuya la brecha entre lo que se recupera y se pierde.

Bajo la pretensión de atender al menos en proporciones similares la dimensión de la superficie deforestada anualmente, se requiere intensificar aún más el combate contra la deforestación atacando las causas.

Detalla que, de acuerdo con la Conafor, la superficie forestal a nivel nacional registrada durante 1993 fue de 89 millones 456 mil 871 hectáreas, de las cuales para 2002 ya se habían perdido 3 millones 672 mil. En dicho periodo se dio un proceso de cambio en gran parte de las superficies de bosques y selvas, destinándolas a otros usos de suelo, sobre todo agrícola, de pastizal y áreas urbanas.

Añadir un comentario