Política
Ver día anteriorJueves 10 de noviembre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Inició en septiembre en su red de tiendas elevación gradual que culminará en enero próximo

Incrementa Diconsa precios del maíz

El grano llegará a 5 pesos el kilo y a 9 la harina; 40 millones de mexicanos pobres, afectados

Matilde Pérez y Angélica Enciso
 
Periódico La Jornada
Jueves 10 de noviembre de 2011, p. 18

Diconsa aumentará para el público el precio del kilogramo de harina de maíz Mi Masa hasta 9 pesos –80 por ciento más de lo que costaba hasta hace un mes–, y el grano tendrá un incremento máximo a 5 pesos, es decir subirá 1.50 pesos, con el fin de evitar un quebranto en sus finanzas. Desde finales de septiembre se comenzaron a dar estos aumentos y se harán en forma gradual hasta enero, de acuerdo con un documento de la paraestatal.

La red de 23 mil tiendas se despliega en 10 mil 284 localidades de alta y muy alta marginación, y tiene como objetivo apoyar a las familias de bajos ingresos con una canasta básica de 22 productos. Este incremento en el maíz, el alimento básico de los mexicanos, se da luego de que el Consejo Nacional de Evaluación de Política de Desarrollo Social (Coneval) reportó en julio que hasta 2010 había 28 millones de mexicanos con carencia alimentaria, 5 millones más que dos años antes.

El consejo de administración de Diconsa ya había autorizado desde marzo a la paraestatal incorporada en la Secretaría de Desarrollo Social para que gestionara ante esta dependencia y la Secretaría de Hacienda el ajuste en el precio del maíz y de la harina para evitar riesgo de intermediarismo y mal manejo del programa.

Fue a partir de septiembre que los consejos comunitarios de las tiendas acordaron subir gradualmente el precio de estos alimentos básicos para evitar problemas de especulación. Al 30 de septiembre se vendió en 3.75 pesos el kilo; desde la semana pasada se expendió en 4.25 pesos y se acordó que no deberá pasar de 5 pesos. La harina se vende en 6.60 pesos y se prevé que en diciembre su precio sea de 8 pesos y para enero llegar a un costo final de 9 pesos.

Variaciones en el mercado

En el documento se precisa que los ajustes escalonados de los precios se deben a las variaciones de las cotizaciones nacionales e internacionales del grano y por el diferencial cada vez mayor que hay entre los precios de venta de ambos productos con los vigentes en el mercado.

En el mercado la harina de maíz cuesta 10.10 pesos por kilo y el del grano es de 6.10 pesos, y los ajustes que ya se comenzaron a aplicar son para evitar prácticas especulativas y desvíos en la venta de los productos, indicó el texto.

Especificó que a septiembre las pérdidas, sin considerar los costos de servicios de depósito mercantil y servicios conexos, fueron de 751 millones de pesos y en 2010 sumaron mil 195.4 millones de pesos.

De enero a septiembre del año pasado, las ventas de Mi Masa fueron de 86 mil 776 toneladas, y de maíz, 112 mil 951 toneladas; en el mismo periodo de este año, de harina fueron 92 mil 988 toneladas –7.2 por ciento más respecto de 2010–, mientras de grano hubo un incremento de 5.6 por ciento, ya que se vendieron 459 mil 54 toneladas.

En su documento la paraestatal destaca que su déficit de operación aumenta cada año; incluso con un precio de 5 pesos por kilo del grano se proyecta una pérdida de 440 millones de pesos en 2012. Actualmente el diferencial de precio de Diconsa con respecto al mercado libre es de 22 por ciento, pero estima que podría llegar a 40 por ciento ante los previsibles aumentos de los precios del maíz en lo que resta del año.

Sostuvo que a pesar del aumento de la harina de maíz, se sigue transfiriendo un ahorro de 12 por ciento a la población objetivo. Subrayó que el diferencial de precio con respecto al mercado privado es necesario para garantizar el abasto, el margen de ahorro, minimizar los efectos distorsionantes en el mercado y la viabilidad financiera de la empresa.

De acuerdo con la información del Coneval, en inseguridad alimentaria moderada viven 15.8 millones de personas, 1.8 millones más que en 2008; en grado severo hay 12.2 millones, esto es 1.4 millones más que hace tres años. En total son 28 millones de personas: 5 millones más que en 2009.

Integrantes del movimiento campesino El hambre no espera asentaron que los ajustes escalonados de los precios de Diconsa afectarán a 40 millones de pobres, ya que las 23 mil tiendas se localizan en las zonas rurales y urbanas más marginadas del país.

Añadir un comentario