Política
Ver día anteriorMartes 13 de diciembre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Represión en Guerrero
Agentes ministeriales, posibles autores de disparos: procurador

López Rosas incurre en contradicciones sobre si policías estatales iban armados

Foto
Otro aspecto del operativo policiacoFoto Lenin Ocampo
Sergio Ocampo Arista
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 13 de diciembre de 2011, p. 3

Chilpancingo, Gro., 12 de diciembre. El procurador general de Justicia del estado, Alberto López Rosas, afirmó que podrían ser (agentes) ministeriales los hombres vestidos de civil que –de acuerdo con videos difundidos tras el asesinato de dos estudiantes– dispararon durante el desalojo de normalistas que bloqueaban la Autopista del Sol y la carretera federal.

Aunque en fotografías y videos difundidos se aprecia la embestida de los elementos policiacos, el funcionario aseguró que “no fue una acción de desalojo. Había la necesidad de estar en el lugar, categóricamente puedo decir que nuestros elementos fueron desarmados.

Podemos determinar de antemano que las armas o el arma empleada (para abatir a los dos normalistas) no es de las que rutinariamente se utilizan por parte de la autoridad, agregó.

López Rosas incurrió en contradicciones, pues después de haber dicho que nuestros elementos fueron desarmados, declaró: “vamos a someter a investigación pericial las armas de los elementos usadas en el lugar de los hechos.

No quiero que nos enjuicien, sino que den la oportunidad de profundizar en las investigaciones. Fue una manifestación atípica en un día inhábil y hubo gente ajena a los estudiantes.

En conferencia de prensa en la sede de la Policía Ministerial, acompañado del secretario de Seguridad Pública, Ramón Almonte Borja, y de Arturo Martínez Núñez, vocero del Operativo Guerrero Seguro, dijo que el desalojo se realizó en atención a una denuncia presentada por el representante legal de una gasolinera.

Señaló que los trabajadores del expendio de combustible señalaron que algunas personas, que no quiero reconocer como estudiantes de la normal, de la forma agresiva en que llegaron, arrojando artefactos con gasolina, se llevaron siete extintores y quemaron dos bombas despachadoras; un empleado está internado en Acapulco con quemaduras graves.

Recalcó que la instrucción fue ir desarmados; posteriormente, ya cuando habían ocurrido los hechos para acordonar la zona, llegaron otros elementos; queremos llegar a la investigación más profunda.

El procurador informó que luego del desalojo, 24 personas fueron detenidas, entre ellas Gerardo Santiago Peña, de 19 años, quien tenía un cargador y posteriormente llevó a los agentes ministeriales a un lugar donde tenía oculto un rifle AK 47.

No tenemos elementos para considerar que sea estudiante de la Normal de Ayotzinapa; tenemos en custodia del Ejército ocho granadas recogidas en ese momento y el cargador del detenido, señaló. Además de los dos normalistas muertos, López Rosas reportó dos heridos, entre ellos Nicolás Rodríguez Salgado, empleado de una gasolinera, con quemaduras graves.

La primera reacción del gobierno de Guerrero tras el asesinato de los estudiantes fue emitir un comunicado en el que nunca se refiere al desalojo como tal, y señala que en lo que va del gobierno nunca se ha impedido la manifestación pública de las ideas que consagra la Constitución federal, mucho menos se han limitado las expresiones públicas de protesta.

Agrega que con la base estudiantil de la Normal Rural de Ayotzinapa se ha propiciado por parte del gobierno estatal una total voluntad de diálogo para la solución de los problemas que plantean.