Sociedad y Justicia
Ver día anteriorJueves 15 de diciembre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La UdeG denunció el pasado viernes la desaparición de 5 estudiantes y un padre de familia

Hallan en Guadalajara tres cadáveres en la FEG; se desconoce su identidad

No se ha logrado establecer relación entre los hechos que la universidad exige esclarecer

Mauricio Ferrer
Corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 15 de diciembre de 2011, p. 49

Guadalajara, Jal., 14 de diciembre. Agentes de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) encontraron los cadáveres de tres personas en el edificio de la Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG), informó Tomás Coronado Olmos, titular de la dependencia de gobierno.

El funcionario explicó que familiares denunciaron que cinco jóvenes habían desaparecido tras haber sido citados en el inmueble de la FEG, por lo que se ordenó el cateo por personal de la procuraduría, dijo el fiscal.

La noche del martes, los elementos de la PGJE llegaron al edificio situado en el cruce de las calles Carlos Pereyra y Vasco de Quiroga, atrás de la Escuela Normal Superior de Jalisco, en el municipio de Guadalajara.

Los agentes revisaron cada uno de los espacios. Fue en la cancha de frontón donde hallaron un cuerpo enterrado y más tarde los otros dos en un punto no detallado. Las autoridades no han dado a conocer las identidades de los cadáveres ni cómo murieron.

La FEG fue fundada a finales de la década de los 40 y aglutinó a cientos de estudiantes de la Universidad de Guadalajara (UdeG). Hacia 1992, el entonces rector Raúl Padilla López logró desmantelarla y, en su lugar, nacería la Federación de Estudiantes Universitarios. En 2007, con la llegada a la rectoría de Carlos Briseño –destituido y fallecido un año más tarde–, la FEG pareció resurgir.

En tanto, la UdeG denunció la desaparición desde el viernes 9 de diciembre, de Francisco Javier Carrillo García, Gabriel Morán Cervantes, Juan Pablo Valentín Guerrero y Francisco Ismael Gómez Saucedo, estudiantes de la Escuela Preparatoria ocho, además del padre de un alumno, Armando Gómez.

“Manifestamos nuestra indignación y preocupación, al mismo tiempo que exigimos a las autoridades la inmediata investigación que permita encontrar, a la brevedad, a los miembros de nuestra comunidad que se encuentran desaparecidos, así como el pleno esclarecimiento de estos condenables hechos.

Esta situación se agrava, porque evidenciaría la existencia de grupos armados que operan con impunidad sin que las autoridades hagan algo al respecto, condenó la institución.

No se logró establecer relación entre este hecho y la desaparición de los cinco jóvenes que acudieron al edificio de la FEG y de quienes se ignora su paradero.