Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 19 de diciembre de 2011Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

No se puede penalizar al menor: es inimputable: señala investigador

La tipificación de conductas de la SEP será letra muerta, advierte experta
Karina Avilés
 
Periódico La Jornada
Lunes 19 de diciembre de 2011, p. 40

El Marco para la Convivencia Escolar que tipifica por primera vez las conductas de los alumnos y determina sanciones para cerca de un millón 800 mil escolares de educación básica en la capital del país no se traducirá en un cambio de actitud o de respeto a la ley, por lo que está condenado a ser letra muerta, coincidieron especialistas.

La experta del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Catalina Inclán exhortó a la la Secretaría de Educación Pública (SEP) a mostrar las evidencias de que un código de procedimientos para niños y jóvenes de prescolar, primaria y secundaria ha funcionado en otros lugares, de lo contrario, el citado marco tendrá un futuro fallido.

Las reglas presentadas por la SEP describen las faltas que pueden cometer los estudiantes: ejecutar una amenaza de bomba, portar una arma de fuego, incitar a un disturbio, llevar a la escuela palos billy club, blackjack, bastones espada, consumir o distribuir bebidas alcohólicas y drogas en el interior de la escuela, entre otras. Las sanciones más graves suspenden al alumno hasta por 10 días o lo cambian de plantel.

Ante el clima de violencia que se vive en el país, nadie niega que se necesiten acciones, advirtió. Sin embargo, este listado de faltas y sanciones no les significará a los chicos. Está condenado a ser letra muerta, advirtió.

Por su parte, Guillermo Garduño Valero, profesor-investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana, señaló que la escuela sólo refleja problemas que el estudiante vive en su propio ambiente. En la escuela, insistió, ocurren acciones que pueden cometer los escolares, pero el problema está afuera.

Recordó que no se puede penalizar a un menor de edad porque jurídicamente es inimputable. El citado marco no servirá, ya que no es competencia de la escuela. Ésta es el lugar donde ocurren hechos; cuando un automovilista atropella a una persona, la responsabilidad no la tiene la calle. La escuela no es responsable de lo que sucede en ella, porque los escolares asisten a los planteles a recibir un proceso educativo, concluyó.