Ciencias
Ver día anteriorMartes 10 de enero de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

EU efectuará el experimento Minos para comprobar si hay partículas más veloces que la luz

Los neutrinos y el bosón de Higgs, retos de los físicos para este 2012

Otro enigma que esperan resolver son los indicios obtenidos por Fermilab de una quinta fuerza de la naturaleza llamada hipotéticamente fuerza tecnicolor

Dpa
 
Periódico La Jornada
Martes 10 de enero de 2012, p. 2

Ginebra/Chicago, 9 de enero. Velocidades que superan la de la luz, una misteriosa quinta fuerza y la sorprendente asimetría de la antimateria son de los varios enigmas de la física que se espera sean resueltos este año.

En el primer lugar de la lista de los físicos figura el bosón de Higgs, partícula elemental cuya existencia fue predicha por el modelo estándar, teoría que explica de qué está formada la materia y sus interacciones. Si bien se hallaron los primeros indicios sobre su existencia, los científicos esperan que la confirmación llegue en 2012.

Si no se comprueba su existencia, el modelo estándar debe revisarse y es posible que surja una nueva física.

En 2011, los físicos desconcertaron en varias oportunidades tanto a la comunidad científica como a la opinión pública.

La mayor sensación la causó la medición de partículas elementales que se desplazan a velocidad mayor que la de la luz. ¿Los neutrinos rompieron realmente el límite máximo de velocidad predicha por la teoría de la relatividad de Albert Einstein?

Según los resultados del experimento Opera publicados en septiembre, esas misteriosas partículas recorrieron en promedio en 60 nanosegundos, menos que la velocidad de la luz, unos 700 kilómetros desde su origen en Ginebra hasta los Abruzos, en Italia, donde se encuentran los aparatos de medición.

No son muchos los investigadores que creen que Einstein se equivocó.

Si bien un segundo experimento Opera confirmó en noviembre los primeros análisis, casi al mismo tiempo investigadores del proyecto Icarus llegaron a la conclusión de que sus datos descartan neutrinos superlumínicos. De existir, al superar la velocidad de la luz en su recorrido deberían liberar un destello de energía, según argumentan los expertos. Pero en las mediciones de Icarus no lo comprobaron.

En 2012 se efectuará el experimento Minos en Estados Unidos, que podría aclarar el tema. Actualmente se realizan reformas y luego podría refutar las mediciones de Opera en un plazo de entre cuatro y seis meses, indicó la portavoz Jenny Thomas a la revista Physics World. En tanto, una posible confirmación demoraría mucho más tiempo.

También causaron mucho revuelo los indicios de la posible existencia de una quinta fuerza de la naturaleza obtenidos en el Fermilab, el Laboratorio Nacional Fermi, cerca de Chicago.

Uno de los gigantescos detectores de partículas del acelerador Tevatron, el CDF, halló indicios de una partícula elemental desconocida, que hace suponer la existencia de una fuerza hasta ahora hipotética llamada fuerza tecnicolor.

Sería una variante de la energía nuclear y podría responder la pregunta hasta ahora no resuelta por la física: ¿cómo la materia adquirió su masa? El bosón de Higgs, que los físicos buscan intensamente desde hace casi medio siglo, sería entonces superfluo.

Sin embargo, las especulaciones fueron moderadas por un resultado amargo: si bien un análisis ampliado de los datos del CDF reforzó las sospechas, el detector hermano D0, que también pertenece al Tevatron, no arrojó ningún indicio de una partícula desconocida.

Hemos buscado en más de 200 billones de colisiones de partículas y no vemos ningún excedente, como informa el CDF, subrayó Dimitri Denisov, portavoz del D0.

Entretanto, el Tevatron fue desactivado, pero tampoco en el acelerador de partículas más grande y potente del mundo la partícula desconocida se dejó ver hasta ahora.

Materia y antimateria

En cambio, los físicos descubrieron allí indicios de una diferencia mucho mayor entre materia y antimateria que la predicha por el modelo estándar, vigente.

Al comparar las tasas de desintegración de las partículas D0 y sus antipartículas, los expertos comprobaron una diferencia ocho veces mayor que la esperada.

Sin embargo, esta información no es particularmente clara. Hasta ahora sólo analizamos 60 por ciento de los datos obtenidos en 2011, dijo Pierluigi Campana, portavoz del grupo LHCb.

El año próximo quedará demostrado si el dato se convierte realmente en descubrimiento. Se desconoce aún qué fenómeno físico se produce.

Sin embargo, contribuiría a explicar por qué el universo está lleno de materia, pese a que cuando ocurrió el Big Bang (la gran explosión) se tiene que haber formado gran cantidad de antimateria.

Los físicos del LHC lograron dar un paso más hacia la comprobación de la existencia del bosón de Higgs.

El posible escondite de esta partícula está más restringido, informaron científicos de los dos grandes detectores, Atlas y CMS, del Centro Europeo de Investigación Nuclear, cerca de Ginebra (CEIN).

En un plan estratégico del directorio del CEIN, dice: La comprobación del bosón de Higgs sería un descubrimiento. Su exclusión sería una revolución.