Economía
Ver día anteriorMartes 10 de enero de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Admitió que no puede demostrar que no sabía de la compra de dólares que hizo su esposa

Renunció el presidente del banco central suizo tras escándalo de especulación
Foto
Imagen de archivo del matrimonio Hildebrand, Kashya y Phillipp, en SuizaFoto Reuters
Reuters, Dpa y Afp
 
Periódico La Jornada
Martes 10 de enero de 2012, p. 23

Berna, 9 de enero. El presidente del banco central suizo, Philipp Hildebrand, renunció con efecto inmediato debido a unos polémicos negocios de especulación con divisas realizados por su esposa, comunicó la entidad. El banquero se vio involucrado en el escándalo y su renuncia como presidente de uno de los 10 bancos centrales más importantes del mundo se produjo cuando los parlamentarios suizos se reunían para analizar el caso, que estalló la semana pasada, cuando el banco Sarasin despidió a un empleado que filtró los detalles de la operación a un rival político de Hildebrand.

La esposa de Hildebrand, Kashya, ex operadora de un fondo de cobertura, y que ahora dirige una galería de arte en Zurich, compró dólares por valor de 400 mil francos suizos (418 mil dólares) el 15 de agosto, tres semanas antes de que su marido supervisara medidas para poner un techo a la apreciación del franco.

Hildebrand rechazó la semana pasada los llamamientos a que dimitiera, pues aseguró que se enteró de la operación un día más tarde, y rechazó la acusación de la revista suiza Weltwoche de que había autorizado personalmente la compra, la cual generó un gran beneficio económico.

Sin embargo, el lunes dijo en conferencia de prensa que no podía demostrar que no había estado al tanto de la operación y que había decidido renunciar para proteger la credibilidad del banco central. No puedo demostrar completamente que esto ocurrió como yo dije, declaró.

El consejo supervisor del banco central expuso en un comunicado que el vicepresidente Thomas Jordan, que ingresó a la entidad en 1997, remplazaría a Hildebrand de manera interina.

El franco suizo subió tras conocerse la renuncia. Como sugerimos la semana pasada, su posición era casi insostenible y así ha quedado demostrado, expresó Tony Nyman, de Informa Global Markets. El franco subió por la noticia, posiblemente debido a la esperanza de mayor transparencia a futuro, pero también por cierto posicionamiento del mercado, agregó.

El escándalo generó dudas sobre la transparencia del banco central suizo, que inicialmente se negó a publicar sus códigos de ética, y dijo que la firma auditora PricewaterhouseCoopers (PWC) había investigado la operación y determinó que no hubo uso de información privilegiada.

Hildebrand fue criticado después de que se dio a conocer que su esposa Kashya compró en agosto 500 mil dólares y los vendió dos meses después obteniendo beneficios.

En el momento de la compra el franco suizo mantenía una fuerte cotización frente al dólar. Sin embargo, en septiembre el banco emisor suizo estableció un límite mínimo de cotización del franco frente al euro, tras lo cual el euro y el dólar subieron frente al franco.

En octubre Kashya Hildebrand cambió los dólares por francos y obtuvo un beneficio de 67 mil francos, unos 55 mil euros.