Mundo
Ver día anteriorMartes 10 de enero de 2012Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 

Ministro del Interior de Bolivia acusa a líderes de atacar a contingente de 20 efectivos

Expulsan de región cocalera a militares dedicados a erradicar plantíos ilegales
Afp
 
Periódico La Jornada
Martes 10 de enero de 2012, p. 20

La Paz, 9 de enero. Productores de coca de la región boliviana de La Asunta, en el noreste de La Paz, expulsaron con violencia este domingo a un contingente de 20 militares, miembros de una fuerza dedicada a eliminar plantaciones ilegales, confirmó este lunes el ministro de Interior, Wilfredo Chávez.

Los dirigentes (de los cocaleros) han agredido a un teniente y a varios agentes, afirmó en conferencia de prensa el ministro Chávez, al confirmar el desalojo de un contingente de uniformados.

Unos 400 campesinos obligaron a un contingente policial-militar de 20 efectivos a salir de La Asunta, unos 200 kilómetros al noreste de La Paz, al denunciar incumplimiento del gobierno de convenios de ayuda social y abusos de las fuerzas del orden.

El líder de los campesinos, Pascual Mamani, declaró a la radio privada Erbol que no hubo violencia, pero el ministro Chávez lo desmintió.

En el cuartel de La Asunta, zona cocalera de unos 25 mil habitantes, operan normalmente 200 militares y policías erradicadores, que se encontraban fuera del lugar por las fiestas de fin de año.

El ministro Chávez anunció que se convocó a los dirigentes de los cocaleros a conversar para gestionar el retorno de todos los uniformados.

La autoridad gubernamental aseguró que el gobierno ha gastado desde 2008, cuando se acordó la erradicación voluntaria de coca, más de 39 millones de bolivianos (unos 5.6 millones de dólares) para obras civiles como caminos, escuelas y sistema de agua potable.

El ministro de la Coca, Germán Loza, explicó en otra rueda de prensa que sólo tres de 16 sindicatos de campesinos de La Asunta se oponen a la presencia policial-militar y que las otras organizaciones están de acuerdo en eliminar plantíos ilegales.

Informó que por el momento hay tranquilidad en el poblado y esperamos una solución por la vía del diálogo.

Bolivia erradicó 10 mil 509 hectáreas de plantaciones de coca excendentaria en 2011, la mayor superficie en los últimos nueve años, de las cuales 2 mil corresponden al área de los Yungas, en cuya jurisdicción se encuentra La Asunta.

Aún cuenta –según la Organización de Naciones Unidas– con 31 mil hectáreas de cocales.

El gobierno del presidente Evo Morales defiende el uso ancestral de la hoja de coca, de alto valor nutritivo y considerada sagrada por los indígenas.